17 de enero de 2013 / 11:08 p.m.

 

Yaundé • La Policía de Camerún detuvo hoy a 30 personas acusadas de tráfico de órganos humanos, en una operación que se llevó a cabo simultáneamente en la capital del país y en la ciudad de Ebolowa, en el sur.

Según un comunicado de la Policía, 5 personas fueron arrestadas en Ebolowa y otras 25 en Yaundé, a las que encontraron con bolsas que contenían corazones, testículos, vaginas, penes, piernas, brazos, uñas y pelo, informó la radio estatal camerunesa CRTV.

Las detenciones se produjeron como consecuencia de una investigación que estaba llevando a cabo la Policía, después de que el pasado mes de noviembre una familia sorprendió en el Hospital de Ebolowa a una persona que le estaba quitando el pelo y las uñas a un pariente que acababa de fallecer.

En este caso, la familia acusó al personal médico del hospital de llevar a cabo la profanación del cadáver con el consentimiento de los agentes encargados de vigilar los cuerpos.

Según el presidente de la Asociación de los Derechos de los Jóvenes, Jean Tchoufi, actualmente hay un importante tráfico de cuerpos en Camerún, que afecta sobre todo a los de menos edad.

"Hemos investigado por nuestra cuenta y yo vi con mis propios ojos a un empleado del hospital Laquintini en Duala con una mano humana dentro de una maleta intentando salir del hospital. Este problema es generalizado a otras hospitales", explicó Tchoufi.

Por su parte, el Ministerio de Sanidad indicó en un comunicado leído en la televisión estatal que "la seguridad ha sido reforzada en todos los hospitales del país".

Según dijo a Efe una fuente médica que pidió permanecer en el anonimato, "el tráfico de órganos humanos en Camerún se produce porque cada vez se practica más la brujería en ciertas zonas del país, con las que sobre todo se pretende obtener éxito en el plano económico".

Los órganos incautados serán enterrados mañana por el Ayuntamiento de Yaundé y de Ebolowa, según el comunicado de la Policía.

 EFE