5 de agosto de 2013 / 06:09 p.m.

 La policía española detuvo al pederasta Daniel Galván, reclamado por Marruecos tras haberle sido retirado el indulto que la semana pasada le había concedido el rey Mohamed VI.

El arresto se produjo en Murcia, sur del país, tras recibirse una orden internacional de búsqueda y captura por parte de Marruecos, que hizo efectiva la policía, y de que la víspera el monarca marroquí anulara el indulto al asegurar que no había sido informado de sus antecedentes penales.

El pasado martes, Mohamed VI concedió el indulto a 48 presos, como respuesta a una petición que le hizo en visita reciente el rey de España, Juan Carlos, pero posteriormente se conoció que entre los liberados estaba Galván, lo que generó protestas en Marruecos y polémica en España.

El español de 63 años de edad fue condenado en 2011 a 30 años de cárcel por haber abusado de 11 menores, a los que además fotografió en fiestas que él organizaba en Rabat, a donde llegó diciendo que era profesor jubilado que buscaba su retiro.

Según difundieron medios locales, la embajada de España en Marruecos presentó al gobierno alauí dos listas, una de 30 presos para ser trasladados a cárceles españolas para terminar de cumplir su condena en el país (conforme al convenio bilateral de extradición) y allí estaba incluido Galván.

Asimismo, una segunda lista era de 18 presos españoles para los que se pedía el indulto, pero finalmente el gobierno marroquí decidió el indulto para todos.

En Rabat y otras ciudades de Marruecos, centenares de personas protestaron ante las sedes diplomáticas españolas, lo cual hizo necesaria la intervención de la policía para disuadir las manifestaciones, lo cual ha dejado a varias personas heridas.

La indignación creció cuando medios marroquíes atribuyeron la decisión a los servicios secretos españoles, que se lo pidieron a sus similares marroquíes, pero el Centro Nacional de Inteligencia de España ha desmentido la versión.

Los medios marroquíes aseguran que Galván pudo haber sido espía español, pues a su abogado le narró que en su pasado fue oficial del Ejército de Irak que ayudó a países extranjeros en la caída del régimen de Sadam Husein.

Galván figura como español nacido en Basora, Irak, en 1950, de padres marroquíes, pero a las autoridades marroquíes les aseguró que llegó a ese país tras dejar de dar clases en la Universidad de Murcia, sur de España.

 NOTIMEX