5 de noviembre de 2013 / 02:01 p.m.

Un tribunal federal de apelaciones detuvo temporalmente los planes de compañías de Nuevo México y Missouri para comenzar a sacrificar caballos, el desarrollo más reciente de una batalla por reanudar esa actividad dos años después que el Congreso eliminara la prohibición a esa práctica.

El Tribunal Federal de Apelaciones del 10mo Distrito en Denver emitió una orden que prohíbe al Departamento de Agricultura inspeccionar las plantas, que se preparaban para comenzar a operar en los próximos días después que un juez federal de Albuquerque desestimó el viernes una demanda de la Humane Society deEstados Unidos, que junto con otras organizaciones protectoras de los animales alegó que el departamento no realizó estudios ambientales debidos cuando emitió los permisos para los mataderos.

La Humane Society presentó de inmediato una apelación y consiguió la prohibición temporal.

"El sacrificio de caballos es una actividad predatoria e inhumana, y nos complace ganar otra batalla en los tribunales para evitar el sacrificio de estos animales en suelo estadounidense para su exportación a Italia yJapón", dijo Wayne Pacelle, presidente y director general de la Humane Society de Estados Unidos.

Blair Dunn, quien representa a Valley Meat Co., de Roswell, Nuevo México, y Rains Natural Meats, de Gallatin, Missouri, hizo énfasis en el que la orden es temporal.

Sabemos que el Décimo Circuito acatará la ley y permitirá a mis clientes proceder tan pronto como tome en cuenta nuestra postura" , dijo.

Rick De Los Santos, dueño de Valley Meat Co., ha batallado desde hace dos años para comenzar a operar su planta. De Los Santos convirtió un pequeño matadero de reses en el sur de Nuevo México para aprovechar la eliminación de la prohibición al sacrificio de caballos.

Una votación en 2006 que eliminó los fondos para la inspección de las instalaciones canceló efectivamente el sacrificio de caballos hasta que los fondos se asignaron de nuevo en 2011.

El Departamento de Agricultura federal no aprobó los primeros permisos hasta este verano.

Pero pocos días antes que Valley Meat y una tercera compañía, Responsible Transportation, de Sigourney, Iowa, estaban listos para comenzar a operar, la jueza federal de distrito Christina Armijo emitió una prohibición temporal que mantuvo las plantas sin operar hasta que decidiera una demanda de grupos de protección de animales.

El debate sobre la reanudación del sacrificio de caballos se centra en si los caballos son animales de compañíao animales que se pueden sacrificar para su consumo, y cuál es la forma más humana de hacer frente al exceso de caballos, particularmente en el oeste del país, afectado por la sequía.

La cruel industria del tráfico de caballos de EU a México

AP