5 de febrero de 2014 / 12:00 a.m.

Dallas.- Autoridades estadounidenses detuvieron con fines de extradición a México a una mujer en San Antonio, Texas, bajo acusaciones de haber participado en el secuestro de Armando Ismael Gómez Martínez, esposo de la cantante mexicana Gloria Trevi.

Juanita Ernestina Sánchez Quintanilla, de 65 años, fue arrestada la semana pasada por agentes del Servicio del Alguacil de Estados Unidos a petición de México, según documentos interpuestos ante la Corte Federal para el Oeste de Texas en San Antonio.

Sánchez Quintanilla, alias "La Tía", tiene desde septiembre de 2012 una orden de arresto emitida por un juez del norteño estado mexicano de Nuevo León, por el delito de "crimen organizado".

Los documentos señalan que Sánchez Quintanilla sería líder de la banda delictiva que secuestró a Gómez Martínez el 7 de octubre de 2011, tras una cena en casa de la acusada en Monterrey.

Gómez Martínez fue puesto en libertad tres días después sin que los secuestradores pudieran cobrar el rescate de 250 mil pesos que pretendían. Las autoridades mexicanas detuvieron luego a cuatro sospechosos del plagio.

Dos de ellos, César Acosta Canchola y Luis Alberto Tamez Hernández, confesaron a los investigadores que junto a miembros del cártel del Golfo, eran responsables del secuestro de Gómez Martínez.

Tamez Hernández confesó que Sánchez Quintanilla se encargaba de rentar las casas que servían para mantener a las víctimas que secuestraba el grupo delictivo y aseguró que la mujer fue quien propuso el secuestro de Gómez Martínez.

Sánchez Quintanilla y su hija, Lucía Janette "Lucy" Garza, de 39 años, una exmodelo en México, ya habían sido antes relacionadas con el delito de secuestro. En agosto pasado, ambas fueron detenidas en San Antonio por cargos de robo en una tienda.

Sin embargo, a pesar de que ya existía una notificación de "búsqueda" por parte de Interpol, la policía internacional recomendó a las autoridades no retener a Sánchez Quintanilla, al no existir entonces ninguna solicitud formal de extradición.

La solicitud se presentó la semana pasada y agentes del Servicio del Alguacil de Estados Unidos procedieron a detener a la mujer el martes pasado.

Agencias