MULTIMEDIOS DIGITAL
12 de junio de 2016 / 09:26 a.m.

México.- Mucho se ha hablado recientemente sobre Alfredo Adame, pues el actor ha estado involucrado en diferentes polémicas. Primero sobre las discusiones con su esposa Mary Paz Banquells, luego por la infidelidad de su yerno a su hija y posteriormente por los comentarios que hizo sobre él Carlos Trejo.

Ante ello, ha vuelto a causar revuelo una fotografía del actor durante la obra ‘Infidelidades’ en la que porta una pistola de salva mientras se apunta en la sien antes de que ésta se disparara accidentalmente. Aquí te contamos la historia.

Alfredo Adame
Al jalar el gatillo el arma se disparó accidentalmente. | ESPECIAL

Son muchas las anécdotas que rodean a los actores de teatro, pues al estar sobre un escenario y frente a un público que se encuentra presenciando todo totalmente en tiempo y forma, es difícil ocultar algunos errores o incidentes a la hora de la puesta en escena.

Uno de los accidentes más recordados es sin duda el que sucedió a Adame, a quien un descuido casi le cuesta parte de su oreja.

El también conductor se encontraba actuando en la obra “Infidelidades”, y en una de las escenas debía simular dispararse con una pistola de salva, sin embargo, a la hora de la puesta en escena no se percató de que ésta no llevaba el seguro puesto.

"Yo le pongo el seguro siempre, no sé si se lo quité o si a la hora que yo metí la mano, checo que está el seguro y a la hora de sacar la pistola o toqué el seguro o la piel del morralito tocó el seguro, la desaseguró, entonces la saqué y estaba sin seguro”, contó en ese entonces durante una entrevista.

Al jalar el gatillo el arma se disparó provocándole un ensordecedor sonido que lo llevó a sentarse en la sala de escenografía. Quien se encontraba con él en la escena era la actriz Laura Flores, misma que se llevó un gran susto al ver lo sucedido y acudió a ver cómo estaba el actor, pero éste no sufrió heridas de gravedad y se negó a parar la obra.

"Es impresionante la forma, me chicoteó la cabeza porque se hizo un balazo muy fuerte de salva, me quedé como ¿Qué onda? Volteo a ver la Laura (Flores) y Laura blanca, amarilla, me empieza a zumbar el oído 15 segundos, me siento, veo al público y dije 'voy a parar la obra' , estaba aturdido, pero en ese momento dije 'no espérate, estás consiente, no te duele la cabeza, no estás mareado, no, no la voy a parar'", expresó.

Desde aquel trago amargo, Adame asegura que ahora maneja con mucho más cuidado las armas.