30 de noviembre de 2014 / 04:13 p.m.

México, DF.- La misa en el homenaje religioso al comediante Roberto Gómez Bolaños se llevó acabo en medio de una ovación al gran comediante mexicano, quien murió ayer en su casa de Cancún, Quintana Roo.

Miembros del medio artístico, invitados, amigos y familiares se dieron cita en las instalaciones de Televisa San Ángel, donde llegó el cuerpo antes de las 20:00 horas.

Emilio Azcárraga Jean, presidente del grupo, inició la ceremonia con un discurso que capturó la atención de los presentes.

"Hoy la gran familia Televisa está de luto por el sensible fallecimiento de Roberto Gómez Bolaños Chespirito", señaló ante el dolor reflejado en los rostros de quienes ocupaban las primeras filas.  

El empresario alabó la labor del actor, quien se convirtió en uno de los más grandes comediantes mexicanos durante más de tres décadas. 

"Chespirito nos enseñó a todos los mexicanos que la vida es más simple e inocente de lo que nosotros mismos creemos", dijo.

"Perdimos a una de las más grandes figuras del espectáculo no solo en México, sino en todo Latinoamérica. Se fue una gran persona y un gran amigo. Lo recordaremos por siempre", afirmó.

Entre los cientos de invitados que se dieron cita desde temprana hora, llamó la atención la llegada de Carlos Villagrán, "Quico", quien fue rodeado por la prensa al ser descubierto.

El cantante de ópera José Luis Duval dedicó un "Ave María"  tras las palabras del sacerdote que ofició la misa.

En la fila principal se pudo observar a miembros de la mesa directiva del consorcio televisivo como José Bastón y Jorge Eduardo Mungúía, además de Miguel Alemán Velasco.

FOTO: Especial

MILENIO DIGITAL