22 de mayo de 2013 / 03:27 p.m.

Beirut • Al menos diez personas han muerto y 126 han resultado heridas desde el domingo pasado en choques entre partidarios y detractores del régimen sirio en la ciudad libanesa de, que todavía continúan hoy, informaron medios locales.

Los enfrentamientos comenzaron entre los vecinos de los barrios de Bab el Tebaneh, de mayoría suní, y de Yabal Mohsen, de predominio alauí (chií), secta a la que pertenece el presidente sirio, Bachar al Asad, pero se extendieron ayer a otras áreas de Trípoli, donde se registran disparos de obuses y de balas de francotiradores.

Varias viviendas se han quemado en los distritos de Bidaui, Wadi Nahle y Mankubi por el impacto de proyectiles.

La vida en Trípoli está paralizada, ya que los colegios y universidades mantienen sus puertas cerradas, mientras que las calles están casi desiertas.

Frente a esa situación, el ministro saliente de Defensa, Fayez Ghosn, afirmó hoy en declaraciones a la emisora de radio "La voz del Líbano" que lo que sucede en Trípoli es un reflejo de la evolución de la situación en Siria.

Asimismo, señaló que las fuerzas políticas libanesas han dado luz verde al Ejército para que haga lo que estime necesario para poner fin a las hostilidades en esa localidad.

Algunos analistas libaneses han vinculado este estallido de violencia en Trípoli con el inicio el domingo de una ofensiva de las fuerzas del régimen de Damasco, apoyadas por Hizbulá, según los opositores sirios, para recuperar el control de la población de Al Quseir, en el oeste de Siria y próxima a la frontera con el Líbano.

EFE