EFE
12 de julio de 2013 / 01:44 p.m.

Pedro J. Ramírez declaró a la prensa que no quiso incriminar a supuestos donantes del Partido Popular al declarar ante el juez que investiga una supuesta doble contabilidad de dicha formación política.

 

Madrid• El director del diario español El Mundo, Pedro J.Ramírez, dijo que no quiso incriminar a supuestos donantes del Partido Popular (PP) -en el Gobierno- al declarar ante el juez que investiga una supuesta doble contabilidad de dicha formación política.

Ramírez dijo que tuvo que invocar en varias ocasiones al secreto profesional para salvaguardar a sus fuentes durante su declaración ante el juez Pablo Ruz, quien ha citado a declarar el lunes al ex tesorero del PP Luis Bárcenas, a quien envió el pasado 27 de junio a prisión y sin derecho a fianza ante el riesgo de fuga.

Ramírez fue citado a declarar después de que el pasado fin de semana su diario publicara una entrevista con Bárcenas y de que el lunes entregara al magistrado unos documentos de contabilidad que presuntamente reflejan pagos secretos a miembros del partido.

El director del periódico declaró hoy al juez que Bárcenas le habló de un donante que en las últimas elecciones generales en España, en 2011, quiso hacer una aportación al partido de 300 mil euros (391,830 dólares) y que tenía mucho interés en que el líder de la formación y actual presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, lo supiera.

Bárcenas dio nombres de donantes que Ramírez hoy no ha querido revelar: "me lo ha contado él y no sé si es verdad", dijo Ramírez a los periodistas tras declarar ante el juez, y añadió que quien tendrá que identificar a esas personas es el propio extesorero.

"No he querido incriminar con mi testimonio a ninguna persona en concreto", explicó el director de El Mundo, al señalar que ha declarado "todo lo que podía" respetando su secreto profesional. Sobre la entrevista a Bárcenas que publicó el domingo su diario, Ramírez dijo que tuvo "una única conversación con este señor" de la que tomó algunas notas y "días después" lo escribió.

Pedro J. Ramírez explicó que el original de los llamados "papeles de Bárcenas" que aportó el lunes por la tarde al juzgado lo tuvo en sus manos ese mismo día, aunque no precisó quién se lo entregó.

"Que a mi me llegara ese documento lo interpreté como que no iba a desmentir lo que publiqué y que (Bárcenas) estaba dispuesto a colaborar con la Justicia", dijo a los periodistas después de su declaración ante el juez, que duró dos horas y media y en la que, según explicó, tuvo que apelar en varias ocasiones al secreto profesional.

Por otra parte y ante la persistente demanda de la oposición para que Rajoy acuda al Congreso de los Diputados a dar explicaciones, el portavoz de su partido en la Cámara Baja, Alfonso Alonso, afirmó hoy que el presidente del Gobierno ya las dio y son "suficientes".

"El presidente del Gobierno no sólo negó tajantemente los hechos de los que se le acusa, sino que se sometió al ejercicio mayor de transparencia que ha hecho un presidente del Gobierno en democracia, publicando todos sus datos fiscales de los últimos diez años", destacó Alonso tras participar en la Junta de Portavoces del Congreso.

Por su parte, el vicesecretario general de Estudios y Programas del PP, Esteban González Pons, dijo que el Congreso "no puede ser el altavoz" ni la "caja de resonancia" de la estrategia de defensa de un preso preventivo como es el extesorero del PP Luis Bárcenas.

Pese a estas reacciones del PP, la oposición realiza maniobras para llevar el caso a debate y los grupos de la oposición en el Congreso retiraron hoy varios puntos del orden del día de la Diputación Permanente -órgano de la Cámara Baja que sustituye al pleno en periodo inhábiles- a fin de que las peticiones de comparecencia de Rajoy puedan debatirse no muy tarde ese día.

Por su parte, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, aseguró hoy en declaraciones a Efe, ante la posibilidad de que sea llamada a declarar como testigo en el caso Bárcenas, que está "tranquila" y "deseando colaborar con la justicia".