MULTIMEDIOS DIGITAL
23 de junio de 2016 / 02:56 p.m.

México.- Viven dentro de una prisión, todo el tiempo lidian con el humor, bromas, enojos, problemas, dramas y hasta el olor de sus compañeras reclusas, pero a pesar de ello, todo es muy divertido.

Se trata del elenco de Orange Is The New Black, quienes dentro de Litchfield entregan todo de sí para cautivar a su público con cada uno de sus personajes que esta última semana han hecho que sus espectadores permanezcan frente a su televisor u ordenador disfrutando de la esperada cuarta temporada.

En una entrevista exclusiva para Susana Moscatel, de Milenio Televisión, Laverne Cox, Dascha Polanco, Selenis Leyva, Jackie Cruz, Samira Wiley, Elizabeth Rodríguez y Blair Brown contaron su experiencia como reclusas, el amor a sus personajes y aquellos secretos que esconde la serie.

LAVERNE, CAUTIVANDO AL PÚBLICO

Uno de los personajes favoritos de la trama es el de Sophia, interpretada por Laverne Cox, quien asegura sentirse orgullosa de su papel en la serie y del efecto que ha tenido éste gracias a los guionistas.

“No soy yo, es Jenji Kohan y nuestros grandiosos escritores. Cuando pienso al respecto, reflexiono que yo no aparezco tanto tiempo en el show, pero pienso que fui muy afortunada porque en el tercer episodio de la primera temporada fue la historia de Sophia, y al pasar tan pronto en la serie, la gente que conoció Orange Is The New Black también conoció a Sophia [...] se preocupan por ella y tiene que ver con el guion porque un actor no puede hacerlo solo”.

Asimismo, Laverne considera que la sabiduría de Sophia podría tener que ver con la historia que hay detrás de una persona transgénero.

“Es interesante porque históricamente, hablando con otras personas trans, creo que fuimos importantes en estos roles. Históricamente los transgénico actuaron como chamanes, en algunas culturas indígenas, en las culturas nativas de Estados Unidos, por ejemplo, eran personas tan espirituales y estaban en medio de quienes se relacionaban con un solo género y no eran un hombre ni una mujer, por lo cual podían comunicarse mejor en la cultura nativa [...] existe mucha historia detrás de la gente trans”, expresó.

Por su parte, Selenis (Gloria) , Jackie ('La flaca'), Dascha (Dayanara) y Elizabeth (Aleida), quienes son parte del clan latino que habita en Litchfield, dicen que para ellas Orange Is The New Black es una serie que rompe barreras en el mundo entero.
“Todo el mundo nos puede ver, es algo extraordinario. Es una bendición estar en este programa, especialmente estar en Netflix”, dice Jackie.

Laverne Cox
A Laverne le gusta su papel de Sophia. | ESPECIAL
DIVERSIÓN ANTE TODO

Al cuestionarle si su trabajo a la hora de la grabación es tan divertido como parece, Samira Wiley (Poussey) y Blair Brown (Judy King) seguran que es más qué eso.

“¿Sabes? Realmente lo es, y podemos sonar ridículas porque decimos todo el tiempo que nos apoyamos entre todas y hay mucho respeto, pero realmente nunca he sentido que nadie quiera nada más que lo mejor para todas, es como ‘Ve hazlo porque si subes tu nivel, subes el mío’, es muy creativo y generoso y las risas son parte de ello, y es bueno porque no se detiene cuando dicen “Corte”, simplemente continúa y tampoco comienza cuando dicen “Acción”, todo el tiempo fluye”, expresa Blair.

Por su parte, Wiley agradece la oportunidad que le han brindado en la trama.

Este es definitivamente el trabajo más grande que he tenido en mi carrera y algo que me puso en la conciencia colectiva como nunca antes, pero hay actores y actrices en el show que todo el tiempo están diciendo lo diferente que es nuestro set, lo diferente que trabaja el elenco”, contó.

A CIEGAS

Contrario a lo que la mayoría piensa, las actrices de la serie desconocen el destino de sus personajes. Ellas aseguran que trabajan línea sobre línea y en ocasiones no se enteran de qué es lo que pasará sino hasta que ya está pasando.

“En esta industria yo creo que no hay seguridad de nada al menos que te digan que el show esta cancelado. Los únicos que están seguros son los escritores, la duela, la compañía, los empresarios, pero nosotros no”, comenta Polanco.

Por su parte, Selenis se llevó toda una sorpresa en uno de los capítulos más significativos de la trama.

“Para nosotros es diferente como actrices porque en prisión puede pasar cualquier cosa, no hay garantía de que vamos a estar ahí en la próxima temporada, no hay seguridad [...] A mí me sorprendió la primera temporada; todo fue ‘una línea aquí, una palabra aquí’, entonces, al final, cuando pasa lo que pasa con la cocina y Red y Gloria, para mí fue de un momento a otro, yo no me esperaba eso”, cuenta.

OITNB