NOTIMEX
20 de septiembre de 2015 / 12:38 p.m.

Miami.- Entre lágrimas, sollozos, decenas de anécdotas y de mensajes de agradecimiento, el animador chileno Don Francisco despidió la noche del sábado con un programa en vivo la última emisión de “Sábado Gigante”.

“Hoy terminamos y cerramos este ciclo… son 53 años en el aire que se cierran aquí”, dijo Mario Kreutzberger antes de ponerle la tapa y un listón a una caja que representó de manera simbólica el fin del programa.

Don Francisco agradeció a Chile, al recalcar que el programa tuvo cuna en su país, al que envió un mensaje de apoyo por el terremoto sufrido, pero también agradeció a Televisa de México por permitirle la internacionalización de su programa.

“Empecé como un joven ilusionado cuando tenía 22 años y cuando llegué aquí después de casi 25 años en la televisión e Chile ya tenía 46”, recordó con voz entrecortada el animador, de 74 años de edad.

Visiblemente emocionado dijo que en sus inicios “viajábamos todos los sábados de Chile y volvíamos los miércoles a Miami… vivíamos seis noches arriba del avión y así estuvimos seis años”.

Don Francisco definió el final del programa que inició en 1962 en Chile y que desde 1986 se realizaba en los estudios de Univisión, como “el cierre de un ciclo” y dijo que partir de la semana entrante se dedicará a trabajar en la Teletón de este año en Estados Unidos.

“Todavía tengo mucho trabajo”, expresó entre bromas luego del cierre del programa en un encuentro con la prensa internacional que asistió a su despedida en los estudios de la cadena, en donde continuará trabajando en otros proyectos.

El animador consagró los primeros minutos del programa, a mostrar imágenes de su historia, de los días en que se convirtió en leyenda y marcó la vida de generaciones completas primero de los chilenos y luego de todos los latinoamercanos, con segmentos como “la cámara viajera” .

Luego de un “collage” de imágenes que evidenciaron el paso de los años y la modas, desde sus comienzos hasta el presente exitoso en Estados Unidos, el escenario dio paso a un grupo de niños y luego de adultos que le cantaron “Gracias a la vida” de Violeta Parra, entre los que sobresalió Liliana Rodríguez, la hija de “El Puma”.

Arropado por un público que incluyó amigos, artistas y personal que pasó en alguna época por el programa, aparecieron entre ellos, los tres hijos de Kreutzberger (Vivi, Patricio y Francisco), su hermano René y su esposa, Teresa “Temmy” Muchnick y nueve de sus nietos.

Pero no todo fue nostalgia y sollozos, en el programa aparecieron para darle la despedida Luis Fonsi, Espinoza Paz, Juanes, Prince Royce, Laura Pausini, así como Marc Anthony y Plácido Domingo, a través de un video, al igual que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama y su esposa Michelle.

Otros momentos especiales fueron una reunión de antiguos integrantes del bloque de niños, muchos de ellos convertidos hoy en profesionales, así como la despedida de “La Cuatro” Claudia Benavidez, quien rompió en lágrimas.

El cantante mexicano Espinoza Paz recordó que veía “Sábado Gigante” cuando trabajaba en los campos de California y luego “llegar a cantar a su programa con Don Francisco ha sido una bendición”.
Ricky Munoz, vocalista del Grupo Intocable destacó la plataforma en que el programa se convirtió “para el éxito de muchos artistas” y dijo perdió la cuenta de cuentas veces visitaron “Sábado Gigante”.

Al filo de la medianoche, Don Francisco fue despedido entre vítores por unas 200 personas afuera del escenario en una alfombra dorada donde desfiló junto al equipo de producción del programa para irse juntos en un autobús para una celebración privada con varios de sus invitados.