alberto santos
21 de mayo de 2015 / 09:38 a.m.

Monterrey.- Juan Carlos Abara, 'El Duende Bubulín' regresó a la ciudad de Monterrey para saludar a todos sus pequeños duendecillos.

Ofreció la plática "El Oficio y Fantasía del Escritor para Público Infantil" en la Sala Guajardo de Relaciones Culturales, donde comentó la inspiración para los famosos temas que lo llevaron a ser uno de los animadores infantiles más sobresalientes de todos los tiempos.

LA CHARLA

Momentos antes de ofrecer su charla, concedió una entrevista en donde reveló que desde hace unos meses se vio en la necesidad de poner un puesto de tortas en la Ciudad de México.

"Sí pusimos un puesto de hamburguesas y choripán a un lado del estudio de grabación que tenemos en la Ciudad de México y créeme que no quería hacerlo pero fue una propuesta que me hicieron mis hijos", comentó Juan Carlos Abara.

"Cuando va un artista a grabar un disco a mi estudio, como atención cuando termino les realizamos una cena en el asador y a todos les gusta mi sazón. Lo que pocos saben es que mi hobbie es cocinar, y siempre les agradaban lo que preparaba y me recomendaban", prosiguió.

TODO UN ÉXITO

El éxito fue tanto que poco a poco las personas que viven alrededor del estudio comenzaron a pedirles que les vendieran, y el rumor se fue multiplicando hasta que la demanda era tanta que se vieron en la necesidad de realizar en forma el negocio.

"Es un espacio muy pequeño, un lugar que no utilizábamos mucho en el estudio y que está pegado a la avenida, en donde pusimos las tortas, pocos saben que soy yo quien las realizo, pero ahí estamos muy al pendiente".

Juan Carlos confesó que él no se encuentra en el negocio todo el día, que su gran aportación fue realizar cada una de las recetas con el sazón que lo ha caracterizado para que unos parrilleros acreditados las realicen con la misma calidad que él se las preparaba a sus amigos cantantes.

"De algo que nunca pensé, porque siempre me decían que pusiera mi restaurante, pero en verdad yo no estaba muy convencido, y pues este negocio creo que es perfecto", terminó Juan Carlos Abara.

Su estancia en Monterrey fue de tan sólo unas horas, pero asegura que espera regresar pronto a una tierra que le ha dado tanto a su carrera.