13 de agosto de 2013 / 01:48 p.m.

Buenos Aires • El partido de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner fue derrotado en los principales distritos argentinos, incluida la estratégica provincia de Buenos Aires, en las primarias del domingo hacia las legislativas de octubre, pero se mantiene como mayor fuerza nacional y puede conservar su mayoría en el Congreso.

El oficialista Frente para la Victoria (FpV) perdió 14 de los 24 distritos electorales del país, incluidas las cinco principales provincias donde votan dos tercios de la población en un duro revés para el gobierno, que no obstante cosechó 5.9 millones de votos, es decir 26.31% del total nacional.

“Así son las cosas en Argentina, cambiantes”, dijo la mandataria pasadas las 23H30 del domingo desde el Hotel Intercontinental, donde celebró el alto nivel de participación ciudadana, casi 70%, remarcando que el FpV fue la fuerza más votada.

“Especialmente quiero agradecer a un compañero que hasta hace mes y medio era apenas conocido por 20% del electorado de la provincia de Buenos Aires y ha hecho una preelección excelente”, dijo Martín Insaurralde, el primer candidato a diputado nacional del FpV que sin embargo perdió por poco más de cinco puntos ante Sergio Massa, del Frente Renovador, gran ganador del domingo con 35.05% de votos en la provincia de Buenos Aires, el principal distrito electoral de Argentina ya que concentra 37% del padrón nacional (con 30.5 millones de votantes para una población total de 40 millones).

El FpV también perdió los otros cuatro distritos más poblados: Santa Fe, Córdoba, Cuudad de Buenos Aires y Mendoza donde Julio Cobos, ex vicepresidente de Cristina Kirchner en su primer mandato (2007-09) arrasó con 44% de votos. Cobos causó en octubre de 2009 la mayor crisis institucional del kirchnerismo al votar contra la decisión presidencial en el Senado que pretendía modificar las retenciones a las exportaciones agropecuarias.

Lo más sorpresivo es que el FpV cayó en provincias donde el kirchenistmo tenía un claro predominio como en Jujuy, San Juan, Chubut y La Rioja. De hecho, en esta última se produjo la primera derrota del peronismo en tres décadas, desde la recuperación de la democracia.

El partido FvP fue además derrotada en Santa Cruz, donde forjó su carrera política junto a su marido y ex presidente Néstor Kirchner, fallecido en 2010 y oriundo de ese distrito sureño.

Y si bien en la capital Gabriela Michetti y el rabino Sergio Bergman, precandidatos del PRO, la fuerza de derecha del actual jefe de gobierno Mauricio Macri, quedaron primeros en la lista de diputados, la suma de las tres listas de UNEN, el Frente Amplio Progresista, que agrupa a socialdemócratas, socialcristianos y centroizquierda arrasó con más de 35% de los votos con las candidaturas unidas de Elisa Carrió y Pino Solanas.

Precios, miedo y cepo

- Según analistas y prensa, la incapacidad del gobierno para resolver los problemas que entorpecen la vida cotidiana de millones de argentinos, en primer lugar inflación e inseguridad, explican en parte su derrota.

- Las restricciones (cepo) a particulares para la compra de dólares también trasladaron el voto hacia otras opciones, según muestran los resultados de las urnas.

- Tres de cada cuatro argentinos votaron por la oposición, que está muy dvidida pero coincide en criticar el "autoritarismo" y el "autismo" del gobierno, de acuerdo con algunas consignas de campaña.

CLAUDIA SELSER