1 de julio de 2013 / 11:04 p.m.

Nueva York • Un juez federal desechó el lunes las demandas de tres hombres que acusaron al ex titiritero de Elmo Kevin Clash de abusar sexualmente de ellos cuando eran menores de edad, argumentando que esperaron demasiado para presentarlas.

El juez federal John Koeltl dijo que los demandantes iniciaron sus demandas seis años después de que cada uno debió razonablemente percatarse de las presuntas violaciones de Clash y más de tres años después de haber cumplido 18 años.

Clash, el hombre detrás del popular monstruo rojo y peludo durante 28 años, dijo a través de su abogado que espera que el fallo lo ayude a recuperarse personal y profesionalmente.

Los abogados de los demandantes prometieron apelar. Aún existe una demanda pendiente en Pensilvania.

Clash renunció a "Sesame Street" en noviembre luego que el estudiante universitario Cecil Singleton lo acusó de haber tenido relaciones sexuales con él cuando tenía 15 años, y lo demandó por más de 5 millones de dólares.

En aquel momento, dijo que dejaba su trabajo por "motivos personales que han desviado la atención de la importante labor que está realizando 'Sesame Street'''.

La demanda de Singleton estuvo entre las tres desestimadas el lunes. Koeltl también rechazó las querellas de Kevin Kiadii, quien alegó que Clash inició contacto con él en un chat para gays en el 2004 cuando él tenía 16 años, y de una tercera persona, un residente de Florida que mantuvo su identidad anónima en la demanda al argumentar que Clash se hizo amigo suyo a finales de 1995 o principios de 1996, cuando él tenía 16 o 17 años.

La Associated Press por lo general no identifica a personas que alegan haber sido víctimas de crímenes sexuales, pero tanto Singleton como Kiadii han publicitado ampliamente las acusaciones, incluso dando entrevistas y, en el caso de Singleton, una conferencia de prensa.Tener relaciones sexuales con una persona menor de 17 años es un delito grave en Nueva York si el perpetrador tiene 21 años o más.

Koeltl dijo que la queja de Singleton venció en el 2009, la de Kiadii en algún momento entre el 2008 y el 2010 y el caso presentado anónimamente entre el 2000 y el 2002.

Adam D. Horowitz, un abogado de los hombres que presentaron las demandas, señaló que el caso se desechó sólo en base a una disposición legislativa en materia de plazos.

"No debe verse como una vindicación de Kevin Clash o un fallo de inocencia", dijo Horowitz. "Estamos considerando apelar esta decisión. También estamos escuchando más de las presuntas víctimas".

Jeff Herman, otro abogado de los demandantes, dijo en un comunicado: "Esta es la primera batalla. Planeamos apelar la decisión y continuar la lucha como una voz para las víctimas".

Herman calificó la disposición legislativa en material de plazos como "un cronograma arbitrario que silencia a las víctimas" y demuestra "la necesidad de una ventana en Nueva York que le permita a las víctimas tener su día en la corte".

Michael G. Berger, abogado de Clash, dijo que la decisión era un "paso importante" para ayudar a Clash a salir adelante. Dijo que su cliente estaba complacido.

"Como lo hemos dicho siempre, nuestra meta ha sido dejar estas acusaciones falsas atrás para que Kevin pueda dedicarse a recuperar su vida personal y profesional", dijo Berger en un comunicado. El abogado apuntó que Clash, nativo de Dundalk, Maryland, ganó tres premios Emmy el mes pasado.

"Kevin está deseoso de llegar a un momento en el futuro cercano en el que pueda contar su historia libre de indirectas y falsos alegatos", dijo.

En el fallo, el juez dijo que el momento en el que una persona debe presentar una demanda se cuenta desde el abuso y no desde que se da cuenta del subsecuente daño psicológico.

De otro modo, dijo, los demandantes podrían presentar quejas décadas después. También dijo que los demandantes no se pueden beneficiar retroactivamente de un cambio en la ley realizado en marzo que extiende la disposición de los plazos a 10 años.

"Aunque los demandantes no habrían reconocido el alcance de sus daños, estaban al tanto de la conducta del demandado hacia ellos y pudieron haber presentado quejas", escribió Koeltl.

AP