NOTIMEX
2 de noviembre de 2016 / 11:30 a.m.

MÉXICO.- Para el actor venezolano Edgar Ramírez, representar el nivel de furia del boxeador panameño Roberto Durán fue de lo más complicado en la filmación de la película Manos de Piedra, que llegará a las pantallas de México este 4 de noviembre.

Durante la premier de la película en un cine en el World Trade Center de la ciudad de México, Édgar Ramírez estuvo presente para platicar unos minutos con medios de comunicación y gente del mundo del boxeo que acudió a la función.

Cuestionado de cómo fue representar a Durán, dijo que “no fue nada fácil", sobre todo el relucir esa capacidad de generar furia en el ring y su nivel de intimidación sobre sus oponentes, como el mismo Sugar Ray Leonard se lo confesó a Ramírez.

“Me lo dijo Sugar: ‘me intimidaba Roberto, la forma que se comportaba conmigo no era normal, era como si me quisiera matar, aunque era parte esa estratégica, generar esa furia”, comentó el actor, quien vivió un año en Panamá, donde entrenó con Durán, “Para mí fue un privilegio”, expresa al respecto.

Dejó en claro que uno de sus objetivos fue acercarse lo más posible a los sacrificios y privaciones que pasan los boxeadores, y que al término de la filmación y tras ver el resultado quedó satisfecho por todo lo aprendido.

“Me llevo un tesoro, haber aprendido una de las disciplinas más fascinantes del mundo, el boxeo es un arte, haber aprendido a dar unos buenos golpes, la gente se va a llevar la vida de Roberto, lágrimas y risas”, dijo.