AGENCIA MÉXICO
3 de julio de 2017 / 11:29 a.m.

ESPECIAL.- Eduardo Yáñez responde de nuevo ante las declaraciones que sigue haciendo su hijo en su contra y su pretensión de recibir ofertas económicas por parte de los medios para contar los detalles de su conflictiva relación.

“Yo sé que para ustedes les parece algo muy cab..., a mí me parece más, pero no voy a hablar mal de mi hijo, sería como hablar mal de mí mismo”, dijo el actor a diversos medios que lo captaron en su llegada al aeropuerto de la Ciudad de México.

Yáñez lamentó que sea su propio hijo quien lo haya exhibido con los medios a pesar de ser muy hermético con su vida personal.

“Desgraciadamente mi hijo los llamó, o sea mi hijo los ha traído a esto y el mismo abrió la puerta, pero en ese caso vayan, búsquenlo a él, hablen con él, pregúntenle a él cuál es su pedo y entonces ya sabrán si le van a creer a él, pues como ustedes quieran”, expresó.

No obstante, el actor reveló que le duele actitud de su primogénito.

“Yo estoy muy bien, primero me cayó de shock pero bueno, así es la vida, es obvio que duele, a cualquiera le dolería, siempre me ha parecido ridículo, de poco hombre, el que lo hace, el que habla mal de su propia familia es un estúpido, es un poco hombre y siempre he criticado eso, entonces ahora me tocó a mí sin que yo los llamara (a ustedes los medios), es todo lo que tengo que decir”, mencionó.

Al respecto de la oferta que hizo Yáñez García sobre esperar al mejor postor para contar su versión de la relación que lleva con su papá y hasta de escribir un libro, el histrión aseguró que no está en condiciones de hacerlo.

“Primero que aprenda a escribir, que aprenda a hablar, entonces que haga un libro. Gracias por el respeto y la discreción que han guardado en este asunto, pero ¡hey!, el chavo dice por ahí que le van a pagar mucho dinero por dar la entrevista así que por favor ¡órale, páguenle y que hable lo que él quiera!”, agregó.

Aunque Eduardo mantiene su postura de apoyarlo y afirma que en el momento en que el joven lo busque para aclarar las cosas de frente todo va a cambiar, pues lo que hace en este momento no es la manera correcta de llamar su atención.

“Él cuenta conmigo, ojalá nunca se vea en un problema muy cabrón, pero el sí cuenta conmigo y siempre lo va a hacer cuando tenga la humildad que debe tener y venga a hablar con su papá como debe ser, no de esta manera. Llamar mi atención de esta manera es la manera más equivocada, pero por el momento yo quiero que él solito se pegue unos topes en la cabeza. Yo nunca voy a hablar mal de mi hijo ni de nadie que tenga que ver conmigo, no sólo de mi hijo, sino de familia o de mis amistades, mujeres o lo que sea que yo haya tenido en mi pasado de relación con alguien”, finalizó.





jeem