EFE
2 de junio de 2013 / 04:28 p.m.

El Cairo • El Tribunal Constitucional egipcio declaró hoy inválidas la ley electoral por la que se eligió la Cámara Alta del Parlamento, que actualmente ejerce todo el poder legislativo, y la composición de la Asamblea Constituyente.

Una fuente judicial dijo a Efe que el Constitucional decidió posponer la aplicación de la sentencia relacionada con la Cámara Alta o Shura, que supondría la disolución de este órgano, hasta que se celebren los comicios a la Cámara baja del Parlamento, disuelto desde junio pasado.

La corte consideró inconstitucional la ley que rigió las elecciones al Consejo de la Shura a principios de 2012, ya que contradecía la Carta Magna al permitir a los partidos presentar candidatos a un tercio de los escaños de la cámara, que estaban reservados a independientes.

En declaraciones a Efe, el profesor de Derecho Constitucional de la Universidad de El Cairo Gaber Nasar subrayó que tras esta decisión la Shura, dominada por los islamistas, no podrá aprobar ninguna norma, excepto la ley que debe regir los próximos comicios a la Cámara baja.

De momento, no hay fecha para esas elecciones, cuya convocatoria, que había sido fijada por el presidente egipcio, Mohamed Mursi, para abril pasado, fue suspendida en marzo tras otro fallo judicial.

En cuanto a la Asamblea Constituyente, ahora la justicia tendrá que estudiar si anula el trabajo de dicha asamblea, que redactó la Carta Magna actual, aprobada en diciembre pasado en un referéndum popular, según la televisión estatal.

El tribunal ha considerado inconstitucional la composición de Asamblea Constituyente porque estuvo integrada por miembros de las dos cámaras del Parlamento.

El fallo del Constitucional supone un revés para el presidente Mursi y los Hermanos Musulmanes, cuya formación -el Partido Libertad y Justicia- triunfó en las pasadas legislativas de 2012 y, como consecuencia, dominó junto a otros grupos islamistas la Asamblea Constituyente.

En un comunicado, la Presidencia egipcia afirmó hoy que la Cámara alta del Parlamento seguirá desempeñando su papel legislativo hasta que se formen todas las instituciones del estado y se traspase ese poder a la Cámara baja.

Además, apuntó que "todas las autoridades del Estado protegen y respetan" la Constitución aprobada en referéndum, y que el mandatario ejerce sus responsabilidades para garantizar que cada autoridad realice su papel conforme a ese marco constitucional.

Por su parte, el dirigente opositor y premio Nobel de la Paz Mohamed el Baradei destacó en su cuenta de Twitter que la sentencia del Constitucional es "resultado del bajo nivel de entendimiento y de la práctica política, que han acabado con el concepto de legitimidad y de soberanía de la ley".

Según El Baradei, es hora de que los egipcios empiecen de nuevo con "armonía" la elaboración de una nueva Constitución para rescatar al país, de forma que se cree una nueva asamblea de consenso para modificar la Carta Magna y preparar una nueva ley electoral.