16 de marzo de 2013 / 09:43 p.m.

Bogotá • El Ejército colombiano destruyó "el más grande centro de acopio de drogas" de las FARC en el suroeste del país y se incautó de cuatro toneladas de cocaína que iban a Estados Unidos y Centroamérica, dijo hoy a Efe el comandante de la Brigada Especial contra el Narcotráfico, coronel Jorge Mora.

La operación, que se cumplió el martes pasado, se desarrolló en una inhóspita zona del caserío el Zanjal, departamento del convulso departamento del Cauca.

En diálogo telefónico con Efe, el coronel Mora explicó que los soldados de la Brigada Especial Contra el Narcotráfico, adscritos a la División de Aviación y Asalto Aéreo, fueron atacados por guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que tenían la misión de custodiar el complejo.

"Hubo enfrentamientos que se extendieron por unos 15 minutos", detalló Mora, quien dijo que luego de eso los guerrilleros emprendieron la huida mientras que en la "tropa no hubo novedades".

El lugar, de unos 500 metros cuadrados y que tenía capacidad para albergar hasta setenta personas, fue calificado por el militar como "el más grande centro de acopio para el procesamiento de alcaloides, el cual servía como soporte económico del Comando Conjunto de Occidente de las FARC".

Indicó que en el lugar fueron encontradas ocho marquillas, por lo que las autoridades están investigando si estas corresponden a carteles de drogas del país o del exterior. Agregó que el laboratorio estaba dotado con plantas eléctricas, hornos microondas, extractores de aire, licuadoras industriales y siete electrobombas, y podía producir hasta una tonelada de cocaína diariamente.

También se incautaron dos toneladas de hoja de coca picada, tonelada y media de insumos sólidos, tres mil galones de insumos líquidos y abundante material empleado para el procesamiento del alcaloide.

El centro de acopio servía de fuente de financiamiento de unos seis frentes de las FARC que actúan en los departamentos del Valle del Cauca, Cauca (suroeste) y Nariño, fronterizo con Ecuador. La custodia del lugar estaba a cargo del frente 60 de las FARC, al mando de alias "Grillo", y la distribución la realizaba alias "Pacho Chino", dijo el militar.

La droga que habían logrado sacar por el Pacífico iba a varios países de Centroamérica y a Estados Unidos.

"Este hallazgo es considerado como uno de los más duros golpes a las finanzas de las FARC, puesto que toda la incautación pertenecía a la estructura criminal, la cual empleaba sus utilidades para cometer actos terroristas, compra de armas y demás acciones delictivas en contra de la comunidad e infraestructura de las regiones", dijo el coronel Mora.

Actualmente el Gobierno colombiano y las FARC adelantan diálogos de paz en La Habana, Cuba, en donde buscan salidas negociadas al conflicto armado que afecta al país desde hace más de medio siglo.

EFE