6 de febrero de 2013 / 03:59 a.m.

Las dos explosiones en el departamento del Cauca, atribuidas por los militares a la guerrilla de las FARC, causaron dos muertos y dos heridos.

 Bogotá • El Ejército colombiano confirmó que fueron dos carros bomba, y no uno como se había informado previamente, los que estallaron hoy en el departamento del Cauca con el resultado de dos muertos y dos heridos.

Uno de los vehículos cargado de explosivos estalló a las afueras del corregimiento de El Palo, perteneciente a la población de Caloto, y el segundo en un surtidor de agua que abastece a esa zona del suroeste de Colombia. En ambos casos, el Ejército atribuye a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) los atentados.

En un comunicado difundido entrada la noche, la Fuerza de Tarea Apolo, perteneciente a las Fuerzas Militares, precisó que los presuntos guerrilleros de las FARC "abandonaron el vehículo que cargado de explosivos, estalló provocando la muerte de un civil", en referencia al primer carro bomba.

Las autoridades investigan si el fallecido es el hombre que conducía el vehículo. Además, explicó que la segunda víctima, un soldado, perdió la vida en un choque con guerrilleros inmediatamente después del estallido de uno de los carros bomba. En esos mismos choques también resultaron heridos dos soldados, sobre los que se desconoce el estado de salud.

El documento resalta que "gracias a los puestos de control militar se logra evitar una tragedia de mayores consecuencias que afectarían a la población civil de esta zona", dado que al parecer los autores del atentado pretendían hacer estallar el vehículo en el centro urbano de Caloto.

Estos sucesos tienen lugar en medio de una escalada del conflicto armado colombiano que coincide con la cuarta fase de las negociaciones de paz entre el Gobierno y la guerrilla de las FARC.

EFE