4 de julio de 2013 / 01:40 p.m.

Tokio• Al menos ocho rebeldes maoístas del Nuevo Ejército del Pueblo, entre ellos dos mujeres, murieron después de un enfrentamiento con las fuerzas de seguridad en la provincia de Sorsogon, en el centro de Filipinas, informó un portavoz militar.

El jefe de información del ejército, teniente coronel Ramón Zagala, reportó que los habitantes del municipio de Jubán denunciaron a los guerrilleros comunistas, luego de expresar que los rebeldes los maltrataban.

"Los vecinos estaban cansados de la extorsión, las amenazas y los abusos" de los rebeldes que operan en la zona. "Nuestros soldados respondieron al llamado de los habitantes del pueblo", indicó.

Los soldados recuperaron armas de fuego, explosivos y lanzagranadas después de los combates con la guerrilla en la provincia de Sorsogon, al sureste de Manila, señaló Zagala, de acuerdo con el canal de noticas GMA News.

Las conversaciones para poner fin a los 44 años de insurgencia maoísta en Filipinas se derrumbaron hace dos años después que surgieron desacuerdos entre las dos partes sobre la liberación de los dirigentes comunistas encarcelados.

El Nuevo Ejército del Pueblo, el brazo armado del ilegal Partido Comunista, cuenta con unos seis mil combatientes y lleva 44 años de lucha armada en un conflicto que ha causado cerca de 30 mil muertos.

Un nuevo acercamiento entre el gobierno y los rebeldes, una de las guerrillas más antiguas del mundo, se produjo en diciembre pasado, pero fue suspendido en abril ante la negativa de los maoístas a declarar un alto el fuego.

NOTIMEX