8 de agosto de 2013 / 01:05 p.m.

Un alto responsable del Ejército sirio dijo hoy a Efe que "es completamente falso" que el presidente del país, Bachar al Asad, haya sido objeto de un ataque en Damasco. ""Nos hemos acostumbrado a escuchar noticias falsas y estúpidas de Al Arabiya y de otros canales financiados por los países del Golfo"", dijo la fuente.

Asad "está completamente a salvo" y rezará hoy "entre su gente" con motivo de la festividad del Eid al Fitr, con la que se celebra el final del Ramadán, añadió. Por su parte, la agencia oficial siria, Sana, indicó en su pagina web que el presidente encabeza las oraciones en la mezquita de los Omeyas, la más importante de Damasco, en el centro histórico de la ciudad.

Según la televisión Al Arabiya, el convoy en el que viajaba Al Asad fue atacado hoy en Damasco, mientras el canal Al Yazira informó de un bombardeo en las proximidades de la residencia presidencial.

Por ahora se desconoce si el mandatario pudo resultar herido, aunque Al Arabiya, que cita como fuente a un general rebelde, indica que tras el ataque aparecieron imágenes en la televisión siria de Al Asad mientras rezaba en la mezquita de los Omeyas.

Al Yazira asegura que residentes del barrio de Malki, en la capital siria, donde vive Al Asad, oyeron bombardeos y que las Fuerzas de Seguridad han cortado las carreteras de acceso a la zona. El canal catarí ofreció además unas imágenes del supuesto bombardeo en las inmediaciones de la residencia presidencial, aunque dijo que no había podido verificar su autenticidad.

De otra parte, al menos 62 rebeldes murieron el miércoles en una emboscada del ejército sirio cerca de Damasco, informó una ONG siria. ""Al menos 62 rebeldes, en su mayoría jóvenes, cayeron como mártires y otros ocho están desaparecidos", indicó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH). La emboscada tuvo lugar "al amanecer en el oeste de la ciudad industrial de Adra"", al noreste de Damasco, indicó la misma fuente.

Una fuente militar siria, citada por la agencia oficial siria Sana, explicó que ""el ejército tendió una emboscada a un grupo terrorista del Frente Al Nosra que intentaba infiltrarse en la Ghuta oriental y atacar un puesto militar"". Adra, que se encuentra a 35 km al noreste de Damasco, es una de las principales entradas hacia la Ghuta oriental, una región agrícola donde se encuentran numerosos rebeldes.

El 21 de julio 49 rebeldes murieron en Adra en enfrentamientos con el ejército, según el OSDH.

En Washington, Barack Obama anunció su decisión de desbloquear 195 millones de dólaressuplementarios para los sirios afectados por el conflicto en su país, con lo que la ayuda humanitaria estadunidense por esta crisis asciende a más de mil millones de dólares.

El presidente de Estados Unidos reveló esta nueva franja de ayuda en su mensaje a los musulmanes en ocasión de la fiesta de Fitr, que marca el fin del mes de ayuno del Ramadán y que comienza el jueves en la mayoría de los países árabes.

""Para ayudar a numerosos sirios que lo necesitan, Estados Unidos suministrará una ayuda suplementaria de 195 millones de dólares en alimentos"" y otros productos humanitarios, declaró Obama, quien hizo referencia a la necesidad, en este período de fiesta religiosa, de ""testimoniar nuestra compasión a los más desafortunados, entre ellos millones de sirios que pasaron el Ramadán lejos de sus hogares, de sus familias y de sus seres queridos"".

Estados Unidos había prometido hasta ahora 815 millones de dólares en ayuda para los programas gestionados por la ONU y destinados a los refugiados sirios. El conflicto sirio ha dejado hasta ahora más de cine mil muertos en 28 meses y 1.8 millón de refugiados en países vecinos, donde aumentan los temores a que la guerra civil se extienda a sus territorios.

Asimismo, Amnistía Internacional afirmó que la segunda ciudad de Siria, Alepo, se encuentra "completamente devastada" por la guerra iniciada hace un año y sus habitantes, además de sufrir bombardeos cotidianos por parte del régimen, son "maltratados" en los sectores controlados por los rebeldes.

En un comunicado, Donatella Rovera, responsable de Amnistía Internacional, señaló que gran parte de la población ha huido de la ciudad, escenario de combates diarios.""Un número indeterminado de civiles han muerto o han sido mutilados"" a consecuencia de los bombardeos, precisó en el comunicado.

La organización destacó ""el carácter alarmante del conflicto, con un total desprecio de las normas humanitarias internacionales, que causa destrucciones masivas, muertes y desplazamientos"". Amnistía Internacional reitera además su petición de llevar ante la Corte Penal Internacional el caso sirio.

EFE