URIEL REYNA | @URIELREYNA_TD
28 de mayo de 2017 / 11:08 a.m.

MONTERREY.- El calor no fue impedimento para que se llevara a cabo el festival de música electrónica Bud Light Wish Outdoor.

Aunque al inico de éste el termómetro registraba 38 grados centígrados, los amantes de los beats disfrutaron de la tarde y noche con los diferentes DJs que desfilaron por el majestuoso escenario.

Fue en punto de las 14:00 horas cuando Lujavo dio inicio a este festival, Le Twins, Lucas & Steve, Jay Jardway y Oliver Heldens estuvieron amenizando la tarde conforme el tiempo iba pasando.

A diferencia de otros festivales de música electrónica, el estelar apareció muy temprano en el escenario, hablamos del considerado DJ #1 del momento: Martin Garrix.

“Monterrey ¿Están listos?”, fueron las primeras palabras que el neerlandés dijo a los presentes, quienes en todo momento se encontraron saltaron y disfrutaron de sus mezclas.

Los efectos y sorpresas fueron los ingredientes que más usó el DJ y productor, pues en repetidas ocasiones la lluvia de confeti, las flamas, el oxígeno y la pirotecnia se hicieron presentes.

Durante una hora, Martin emocionó a sus seguidores, pues cabe resaltar que se subió sobre las tornamesas mientras su público saltaba al ritmo de su música.

Dash

La fiesta no paró

Aunque sí hubo aquellos que abandonaron el festival tras la presentación de Garrix, un buen número de personas decidió continuar con esta maratónica fiesta. BassJackers fue el encargado de seguir con la música.

Los aplausos y el baile no faltaron, aunque esta vez la pirotecnia brillo por su ausencia, así como la lluvia de papelitos.

HeadHunterz, subió al escenario al filo de la media noche. El Holandés fue el único que incluyó en su set temas en español y qué mejor que uno mexicano: “El Rey”. Claro está, no sonó a ritmo ranchero, sino más bien con toques electros.

El encargado de cerrar con esta maratónica fiesta fue Dash Berlin, quien se convirtió en el más esperado de la noche, pues desde que fue anunciado en la mega pantalla central, sus fieles fans, que los esperaron, no dudaron en ovacionarlo.

El productor de música dance y trance elevó la temperatura de la fiesta, aunque las condiciones climáticas jugaron a su favor, pues el calor ya no se sintió tanto.

Dash Berlin brindó a sus fans algo más que música: primero los saludos en español, posteriormente tomó tres botes con agua, le dio un trago a cada uno y los aventó al público, siendo así un claro obsequio para sus seguidores, pulseras fue otro de los souvenirs que el neerlandés también arrojó desde el escenario.

“Soy mexicano”, fue una frase que gritó el DJ, provocando los gritos y aplausos de quienes disfrutaban de sus mezclas. Por si fuera poco, sacó una bandera mexicana y la portó, esto como muestra de cariño que siente por nuestro país, en donde en diferentes ocasiones ha grabado varios videos musicales.

En medio de una lluvia de pirotecnia que cubrió el Parque Fundidora, el festival dio por concluida su edición 2017 tras 12 horas de música.