19 de marzo de 2013 / 02:50 a.m.

Turquía.- La coalición opositora siria eligió el martes temprano a un gerente de tecnología informática educado en Estados Unidos y activista islámico para encabezar un gobierno interino que gobierne las áreas arrebatadas por las fuerzas rebeldes al gobierno del presidente Bashar Assad.

Ghassan Hitto recibió 35 votos de las 48 boletas depositadas por los 63 miembros activos de la Coalición Nacional Siria durante una reunión en Estambul. Hisham Marwa, miembro de la coalición, leyó los resultados en voz alta ante el aplauso de varias decenas de sus colegas que esperaron hasta temprano en la mañana para conocer los resultados.

"Extraño a mi esposa e hijos y espero verlos pronto", dijo Hitto, que vivió durante muchos años en Estados Unidos y que recientemente se mudó de Texas a Turquía para ayudar a coordinar la ayuda a las zonas controladas por los rebeldes.

Cuando se le preguntó cuál era la mayor prioridad de su gobierno interino, respondió: "De eso hablaremos mañana".

Los miembros de la coalición esperan que el nuevo gobierno una a los rebeldes que luchan contra las fuerzas de Assad y ofrezca servicios a los sirios que viven en esas zonas, muchas de las cuales han sido gravemente afectadas por la guerra civil y sufren de agudos problemas de falta de alimentos, electricidad y servicios médicos.

El nuevo gobierno enfrenta retos enormes, comenzando con su capacidad para ganar el reconocimiento de las facciones rebeldes en el terreno.

A medida que los rebeldes han avanzado en las regiones norte y este del país, varios grupos rebeldes y concejos locales han tratado de llenar el vacío dejado por el gobierno, organizando patrullas de seguridad, reabriendo panaderías y operando tribunales y prisiones.

No está claro si estos grupos, muchos de los cuales han tomado el control de sus poblados, aceptarán una autoridad foránea, especialmente si está dirigida por alguien que ha vivido tantos años fuera del país.

"¿Cómo puede un civil venir y decir a estos combatientes en el terreno que dejen sus armas, que ahora le toca gobernar a él?", preguntó Adib Shishakly, representante de la coalición ante un grupo de naciones del Golfo Pérsico conocido como el Consejo de Cooperación del Golfo, antes de anunciarse los resultados.

La elección de Hitto sigue a dos intentos infructuosos de formar gobiernos interinos debido a problemas internos de la oposición. Miembros de la coalición también dicen que han recibido un apoyo internacional insuficiente para permitirles proyectar su autoridad a grupos fuera de Siria. El nuevo gobierno podría enfrentar el mismo problema.

"Hay que encontrar la forma de cooperar con estos grupos y sólo se puede gobernar ofreciendo servicios, lo que requiere fondos", dijo Shishakly.

Hitto tampoco toma el cargo con un fuerte mandato de la coalición. De los 63 miembros activos del grupo, sólo 48 votaron. Cuatro dejaron sus boletas en blanco e Hitto recibió 35 de los votos restantes. En la confusión después de la votación, miembros de la coalición dijeron durante un período breve que se habían depositado 49 votos, antes de indicar que la cifra correcta eran los 48 anunciados originalmente.

El conflicto de Siria comenzó con protestas políticas en marzo de 2011 y desde entonces se ha profundizado hasta convertirse en una guerra civil en que grupos rebeldes combaten a las fuerzas de Assad en todo el país. La ONU firma que más 70 mil personas han muerto y millones se han visto obligados a abandonar sus hogares debido a la violencia.

AP