19 de junio de 2013 / 03:39 p.m.

Berlín • El presidente estadunidense, Barack, Obama, evocó hoy ante la Puerta de Brandeburgo la caída del Muro de Berlín en 1989: "nuestros valores ganaron".

En un simbólico discurso ante más de 4 mil invitados y en mangas de camisa ante el sofocante calor que se vive hoy en la capital alemana, Obama elogió la victoria de la tolerancia y de la libertad y recordó que fueron los ciudadanos quienes decidieron cuándo debía caer el Muro, a pesar de los esfuerzos políticos y militares.

El presidente estadunidense comenzó su esperado discurso asegurando que ni él ni la canciller alemana, Angela Merkel, "parecen a primera vista los típicos líderes" de sus propios países.

Con esta alusión destacó los cambios operados tras la caída del Muro en sus respectivos países hacia la democracia y la libertad.

La alianza entre ambas partes del Atlántico "es la base de la seguridad global", dijo Obama, quien destacó que los destinos de Europa y de EU "están unidos".

La canciller alemana, Angela Merkel, aseguró por su parte que es un honor recibir al presidente de Estados Unidos ante la Puerta de Brandeburgo de Berlín, a la que calificó como un símbolo de la libertad.

"La puerta de Brandeburgo, cerrada durante décadas y abierta en 1989, es un símbolo de la libertad", dijo Merkel al comienzo de su discurso ante el emblemático monumento.

Merkel recordó, junto a Obama, que la caída del muro de Berlín en 1989, con lo que la Puerta de Brandeburgo paso a ser un símbolo de la libertad, fue posible en buena parte gracias al apoyo de Estados Unidos.

EFE