EFE
20 de junio de 2013 / 01:08 p.m.

Sydney• La emisora australiana "2DayFM" ha apelado judicialmente la investigación sobre la broma telefónica que hicieran dos de sus locutores sobre el estado de salud de Catalina de Inglaterra, y que acabó con el suicidio de una enfermera en Inglaterra, informaron hoy medios locales.

La emisora está siendo investigada por la Autoridad Australiana de Medios y Comunicaciones (ACMA, siglas en inglés) por haber contravenido supuestamente los requisitos de su licencia y las normativas vigentes para las radios comerciales al haber grabado ilegalmente esta llamada realizada en diciembre pasado.

Sin embargo, Southern Cross Austereo, propietaria de la emisora, ha presentado un recurso legal ante el Tribunal Federal de Nueva Gales del Sur argumentando que la entidad reguladora de los medios no tiene autoridad para determinar si se han violado leyes estatales o federales, según la cadena local ABC.

La broma comenzó cuando dos locutores llamaron al hospital King Edward VII haciéndose pasar por la reina Isabel II y el príncipe Carlos para conseguir información sobre el embarazo de la duquesa de Cambridge, esposa del príncipe Guillermo.

La llamada fue atendida por la fallecida enfermera Jacinta Saldanha y ésta le transfirió la comunicación a otra compañera quien dio detalles del estado de salud de Catalina a los locutores.

Días después de la llamada que fue grabada y difundida en la emisora, Saldanha se suicidó en su vivienda en Londres.La emisora "2DayFM" está siendo investigada por la Autoridad Australiana de Medios y Comunicaciones por haber contravenido supuestamente los requisitos de su licencia y las normativas vigentes para las radios comerciales al haber grabado ilegalmente esta llamada realizada en diciembre pasado.