18 de abril de 2013 / 03:27 p.m.

 

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y la primera dama, Michelle, aterrizaron hoy en Boston para asistir a una ceremonia religiosa en la Catedral de la Santa Cruz en homenaje a las víctimas de los atentados del maratón de la ciudad el pasado lunes.

Obama se dirigirá a las víctimas, autoridades de la ciudad, del estado de Massachusetts, así como a los asistentes que han conseguido asientos en el templo, con capacidad para unas dos mil personas.

La ceremonia, en la que participarán líderes religiosos de diversos credos, se titulará "Cicatrizando las heridas de nuestra ciudad" y contará también con las notas del violonchelo de Yo-Yo Ma.

El perímetro y los accesos de la Catedral están cortados para despejar el camino del presidente y las medidas de seguridad, ya de por sí altas, se han extremado en una ciudad que poco a poco se recupera del atentado de la maratón, que causó tres muertes y más de 170 heridos.

La ceremonia contará también con la presencia de ex gobernadores del estado de Massachusetts, como el candidato presidencial republicano en las pasadas elecciones, Mitt Romney.

La ceremonia, la primera organizada a gran escala en la ciudad para recordar a las víctimas, podrá ser seguida por televisión y pantallas instaladas en un colegio cercano para los ciudadanos que no puedan acceder a la catedral.

El acto se cerrará con el oficioso himno "America the Beatiful" y se celebrará a pocas calles de donde ocurrieron las dos explosiones del lunes y donde aún los investigadores siguen analizando la escena del crimen.

El lunes fallecieron el niño de 8 años Martin Richard, la joven de 29 años Krystle Campbell y la estudiante de la Universidad de Boston y ciudadana china Lu Lingzi, de 23 años, y para cuya familia se están acelerando los trámites a fin de que vuelen hacia Boston.

EFE