21 de enero de 2013 / 03:36 a.m.

Washington DC -Baltimore • El presidente estadunidense Barack Obama, el vicepresidente Joseph Biden y sus respectivas esposas encabezaron en el Museo Nacional de la Construcción de Washington la recepción inaugural del nuevo mandato que asumieron hoy.

"Estén seguro que lo que estamos celebrando no es la elección o la juramentación del presidente, lo que estamos haciendo es celebrarnos unos a otros y celebrar a esta increíble nación", dijo Obama, para agradecer a sus simpatizantes.

Indicó que a lo largo de su carrera, los estadunidenses le han dado "energía, inspiración y esperanza" que le permitieron levantarse en momentos difíciles.

"Sólo quiero decir gracias, muchas gracias", remarcó el mandatario, quien insistió en que la velada no era para festejarlo a él o al vicepresidente Biden, "sino a todos como nación".

El mandatario fue presentado en la ceremonia por la primera dama Michelle Obama.

La primera dama dijo que en los cuatro años anteriores, el presidente demostró "su integridad, su carácter, su sentido el humor, su compasión y coraje, que sin importar los obstáculos, lo hemos visto firme enfrentando los retos por delante".

En tanto, el vicepresidente Biden, en el primer día de su segundo periodo de gobierno, prometió reducir la violencia provocada por las armas, y aprobar una reforma migratoria integral, al tiempo que destacó la importancia de la comunidad hispana en el país.

Acompañado por su esposa Jill Biden, el vicepresidente agradeció el apoyo a los asistentes, y recalcó que "será un honor servir como vicepresidente, pero será un honor mayor servir a Barack Obama como su vicepresidente".

La recepción estuvo animada por el coro de la Marina de Estados Unidos, el grupo The Source y el cantante Stevie Wonder, a quien Obama describió como "un tipo que es conocido por hacer muy buena música".

En la gala se sirvió un vodka orgánico destilado y embotellado en Rigby, Idaho, que comercialmente se llamará American Harvest Organic Spirit, producida en pequeñas cantidades en una granja agrícola familiar con trigo orgánico y agua de pozo de las planicies de Snake River.

En el Teatro Warner se llevó a cabo un concierto denominado Rojo, Blanco y Azul, los colores de la bandera estadunidense, en honor a los hombres y mujeres que participaron en la guerras de Irak y Afganistán y otros veteranos de guerra.

Decenas de fiestas y bailes de gala se llevan a cabo tradicionalmente en diferentes lugares de la capital, a los que acuden estadounidenses de todos los rincones del país, y a los que el presidente, el vicepresidente y sus esposas acuden al menos por un momento.

NOTIMEX