ALBERTO SANTOS | @ALBERTO_SANTOS
4 de septiembre de 2016 / 12:11 p.m.

MONTERREY.- La banda de metal Megadeth regresó a la ciudad de Monterrey provocando la locura.

La agrupación de thrash metal integrada por Dave Mustaine, David Ellefson, Kiko Loureiro y Dirk Verbeuren, fue el platillo principal del México Metal Fest, en donde también participaron Venom, Overkill, Brujería, entre otros.

Con el paso de las horas, el momento tan esperado llegaba, los metaleros regios buscaban terminar con la sequía musical y explotar en frenes con el sonido de los estadounidenses.

Fue en punto de las 23:30 horas cuando las luces del escenario que se colocó en la sala H de Cintermex se apagaron, para darle paso a una serie de alaridos y desgarradores gritos que festejaban el regreso de Megadeth a Monterrey.

“Hangar 18” fue el tema seleccionado para arrancar la noche, de ahí una explosión de sentimientos se crearon alrededor. Baños de cerveza, gente cargada y gritos fueron parte del inicio del concierto.

“The Threat Is Real”, “Tornado of Souls” y “Poisonous Shadows” demostraron que la banda tiene una energía sin igual, que pocas agrupaciones de su gremio han podido igualar. Mientras que el sonido de la guitarra de Dave Mustaine demostraba porque Megadeth es considerada como una de las agrupaciones más exitosas del metal.

“Wake Up Dead”, “In My Darkest Hour”, “Conquer or Die!”, “Fatal Illusion” y “She-Wolf” continuaron en el setlist que ofrecieron la noche del sábado en la ciudad de Monterrey.

Megadeth presentó una impresionante producción: videos proyectados en las tres pantallas se convirtieron en la ambientación perfecta para cada uno de los temas.

Y después de 90 minutos al sonido de Holy Wars... The Punishment Due, la banda se retiró del escenario, no sin antes agradecer el cariño del público con una selfie.