31 de enero de 2013 / 02:22 p.m.

El presidente francés François Hollande enfrenta hoy la primera movilización sindical de su gestión que inició hace siete meses y medio, con la convocatoria a paro de 5.2 millones de empleados públicos que demandan mejores salarios.

El movimiento es convocado por la Confederación General del Trabajo, la Federación Sindical Unitaria y la Unión Sindical Solidarios, que de acuerdo a los primeros reportes oficiales, no han podido detener ninguna escuela de enseñanza básica.

El llamado al paro de actividades afecta a un segmento importante del voto del mandatario, pues alrededor de dos tercios de los empleadospúblicos votaron por el entonces candidato del Partido Socialista (PS) en la segunda vuelta el pasado mayo, recordó 20minutes.

La principal reivindicación gira en torno al llamado punto índice, un indicador mediante el cual se fijan las remuneraciones, y que se encuentra congelado desde el 1 de julio de 2010.

Las demandas se expresarán este jueves en unas 120 asambleas y manifestaciones previstas en toda Francia, de las cuales la principal está citada para las 14:00 horas (13:00 GMT) en París.

En la primera valoración, el ministerio francés de Educación indicó que ningún plantel de enseñanza básica cerró sus puertas este jueves, y que el 18 por ciento de profesores entró en paro, cifra menor a la uno de cada tres docentes prevista por fuentes sindicales.

Por su parte la rama de servicios públicos de la CGT aseguró este sector mostraba un alto apego a la convocatoria en las ciudades de Toulouse, Rennes, Bordeaus, Nantes y París.

En declaraciones esta mañana a la radiodifusora RTL, el entrante secretario general de la CGT, Thierry Lepaon, dijo que el actual gobierno sabía de esta problemática antes de iniciar su gestión el pasado mayo.

De acuerdo a sus cálculos, los servidores públicos han perdido un 13 por ciento del poder adquisitivo de su salario en la década pasada.

El paro de este jueves se da a una semana de la reunión con la ministra de la Función Pública, Marylise Lebranchu, a fin de revisar el tema salarial, aunque por anticipado ésta ha dejado entrever que no habría alza, señaló la edición electrónica de Le Parisien.

Los funcionarios públicos tienen una situación difícil, pero la situación presupuestal está restringida, y una alza de un entero en el punto índice significaría un aumento de 800 millones de euros en la masa salarial gubernamental que a la fecha es de 80 mil 600 millones de euros, explicó.

Notimex