8 de junio de 2013 / 11:13 p.m.

 

 

Trípoli, Libia • Los enfrentamientos en la localidad libia de Bengasi, a 1,200 kilómetros al este de Trípoli, han provocado ya 27 muertos y varias decenas de heridos, ha informado Mohamed Belaid, director del hospital El Jala.

Belaid, que ha añadido que 24 de los cadáveres han sido ya identificados, ha asegurado que los heridos se cuentan por decenas y que doce quirófanos han sido movilizados para hacer frente a la situación.

Los enfrentamientos han estallado cuando los manifestantes han organizado un movimiento de protesta ante un edificio situado en la ruta del aeropuerto que alberga una milicia armada, cuyos miembros han disparado hacia la multitud.

Según los testimonios procedentes de la ciudad, los manifestantes reclamaban la disolución de todas las milicias y la constitución de fuerzas regulares ante el edificio ocupado por los miembros de la brigada "escudo de Libia", bajo la autoridad del Ministerio de Defensa.

La situación se ha desbordado cuando los manifestantes intentaban penetrar en el edificio y los milicianos han disparado con armas automáticas. Según las últimas noticias provenientes de Bengasi, los enfrentamientos seguían a última hora de la tarde.

El portavoz de la célula de seguridad de Bengasi, Abdallah Chafai, ha afirmado a la agencia de prensa libia que las autoridades de la ciudad han pedido una solución, pero la calma no ha vuelto aún. En un comunicado, el Ministerio del Interior ha hecho un llamamiento a la calma y a la razón y ha anunciado la apertura de una investigación cuyos resultados se harán públicos.

De acuerdo con un periodista de la AFP en el lugar, decenas de manifestantes, algunos de ellos armados, intentaron desalojar hoy la brigada de Escudo de Libia del cuartel que ocupaban, provocando un enorme enfrentamiento entre los dos grupos.

Los manifestantes deseaban desalojar a las "milicias armadas" de la ciudad y llamar a las fuerzas regulares a que ocupen el espacio. La brigada Escudo de Libia está integrada por ex rebeldes que combatieron contra el régimen de Muamar Gadafi en 2011, y forma parte, al menos formalmente, del ministerio de Defensa.

El portavoz del Escudo de Libia, Adel Tarhouni, defendió la "legitimidad" de la brigada, y recordó su pertenencia al ministerio de Defensa. Según Tarhouni, antes de los enfrentamientos de hoy había habido una manifestación pacífica delante del cuartel ocupado por la brigada, antiguamente utilizada por las tropas de Gadafi.

"La manifestación fue infiltrada por hombres armados que efectuaron disparos contra nuestros locales y arrojaron bombas artesanales", expresó a una red local de TV. Por su parte, Ali al Chiji, portavoz del Estado Mayor libio, afirmó que Escudo de Libia era "una fuerza de reserva del ejército libio", y que atacar esa brigada era equivalente a "una agresión contra una fuerza legítima".

En declaraciones que reprodujo la agencia Lana, al Chiji consideró "peligrosa" la decisión de atacar el cuartel de la brigada, y llamó a todas las partes a la moderación. Las autoridades libias, que se esfuerzan para formar un ejército y una policía profesionales, han tenido que acudir regularmente a esos ex rebeldes para garantizar la seguridad en zonas de frontera y evitar conflictos tribales.

En octubre del año pasado, manifestantes en Bengasi ya habían protagonizado enfrentamientos con esas milicias. La ciudad de Bengasi es considerada la cuna de la rebelión que en 2011, con la ayuda de varios países, derrotó el régimen de Gadafi. Sin embargo, en los últimos meses, Bengasi ha sido el escenario de ataques contra intereses de países occidentales.

EFE