2 de junio de 2014 / 01:52 p.m.

Monterrey.- Sexo, amor, éxtasis y mucho talento fue lo que entregó Enrique Iglesias en Monterrey al presentar su tour Sex and Love.

El artista español enloqueció a sus admiradoras que se dieron cita en el Auditorio Banamex para disfrutar de una tarde de domingo plasmada de energía, dinamismo y recuerdos con sus temas musicales.

Desde temprana hora, miles de regiomontanas llegaron al recinto en el que vivirían una experiencia no religiosa, pero sí inolvidable, gracias al artista, quien desbordó las emociones.

Sería hasta las 19:45 cuando el hijo del también intérprete Julio Iglesias aparecería en un espectacular escenario que a diferencia de otras ocasiones para esta presentación se incluyó una pasarela en medio, que lo acercaría más a su gente, además de una megapantalla, show de luces y efectos

Con su tema "Tonight" daba muestras de que esta sería una noche inolvidable para sus fanáticas, quienes habían esperado nuevamente su visita.

"Buenas noches Monterrey, gracias por estar aquí", fue el saludo que dio a un entregado público.

Para ser domingo la fiesta se había prendido de inmediato gracias a su potente ritmo, el cual no le costó trabajo mantener con "No me digas que no" y "Bailamos".

El gran ambiente parecía interminable, y es que para entonces en el recinto ya se había desbordado por completo la emoción que genera el artista entre sus admiradoras.

La fiesta bajó su intensidad cuando regaló "Cuando me enamoro", "El perdedor" y el que fuera de sus primeros éxitos, "Por amarte", en una versión acústica, en donde además estuvo acompañado de las voces de su público.

"Cómo pasan los años, me acuerdo como si fuera ayer cuando estaba en el Estadio Universitario en 1996. Me estoy haciendo viejo, van a ser 19 años en noviembre de la primera vez que vine", recordó para después agradecer con "Lloro por ti".

El español no requirió de un atuendo elegante para desatar las pasiones, y es que fiel a su estilo, con una playera ajustada negra, pantalón con cadenas y una gorra, logró arrebatar piropos y ovaciones de las damas ahí presentes.

En "Be with you" y "I’m a freak", Iglesias hizo un buen uso de la pasarela, la que aprovechó para saludar y tener más acercamiento con sus seguidoras.

La primera salida en falso la dio con "Escape", pero la multitud aún quería más de su energía y complació a todos regresando para culminar la fiesta con "I like it", la cual fue acompañada de pelotas de muchos tamaños.

Pero la noche no podía haber concluido sin que entregara su "Experiencia religiosa", entre una gran ovación de pie y lluvia de papeles.

Roberto Reyes

FOTO: Carlos Rangel