5 de septiembre de 2013 / 02:12 p.m.

San Petersburgo • El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, anunció hoy que su representante especial para Siria, Lajdar Brahimi, viaja a Rusia para tratar de impulsar en la cumbre del G20 en San Petersburgo la conferencia internacional sobre la crisis en el país árabe.

 

"En momentos en que el mundo está centrado en la preocupación acerca del posible empleo de armas químicas en Siria, debemos empujar más fuerte para que una Conferencia Internacional sobre Siria tenga lugar en Ginebra", señaló Ban, según un comunicado de su portavoz.

 

"Una solución política es la única forma de poner fin al derramamiento de sangre en Siria", agregó el secretario general, quien asiste en la ciudad rusa a la cumbre de mandatarios.

 

Ayer, en una conferencia que ofreció en la Universidad de San Petersburgo, Ban aseguró que, de confirmarse que el régimen sirio empleó armas químicas, "esto sería una atroz violación de las leyes internacionales".

 

Pero señaló que su opción es "seguir presionando a favor de una solución política".

 

"Es hora de que las partes (del conflicto sirio) dejen de luchar y comiencen a hablar. El pueblo sirio necesita paz", afirmó.

 

La situación en torno a Siria, con la amenaza de un inminente ataque liderado por EU para castigar al régimen de Bachar al Asad por el presunto uso de armas químicas, domina el ambiente de la cumbre de mandatarios del G20, que comienza esta tarde, a pesar de no estar en la agenda.

 — EFE