21 de noviembre de 2013 / 03:53 p.m.

Un Boeing 747 modificado para carga, una de las más grandes aeronaves del mundo, aterrizó la noche del miércoles por equivocación en un aeródromo cercano a la base aérea de Wichita (Kansas, EE.UU.) donde debía haber tocado tierra, informaron hoy medios locales.

Las autoridades del aeropuerto comercial de Jabara, que no tiene ni torre de control, trabajaron durante toda la noche para recolocar el "Dreamlifter", un modelo de avión gigante de carga del que solo existen cuatro unidades en todo el mundo.

El 747 se dirigía con un cargamento de piezas para ensamblaje de aviones a la Base Aérea de McConnell, en Wichita, donde las pistas de aterrizaje son dos veces más largas que la única pista de 1,85 kilómetros de Jabara, a 12 kilómetros de distancia del destino original.

Las conversaciones de la cabina del avión con los controladores de la base área de McConnell muestran la total confusión de los pilotos, que pidieron varias veces que se les repitiera y se les deletreara el nombre del lugar donde habían aterrizado.

Pese a que el aterrizaje pudo acabar mal, no se registraron daños personales o materiales y los controladores llegaron a bromear con los pilotos que sin darse cuenta demostraron una gran destreza al mantener la pesada aeronave, de más de 180 toneladas, dentro de los confines de la pista.

Un equipo de ingenieros ha calculado que el "Dreamlifter" tendrá espacio suficiente para despegar desde el aeródromo y se espera que hoy mismo llegue a su destino programado.

EFE