24 de abril de 2013 / 02:32 p.m.

Río de Janeiro • Una universidad brasileña recibió por error un paquete con joyas del famoso diseñador David Yurman, valoradas en unos 95 mil dólares, enviado por correo desde Estados Unidos y que al parecer estaba destinado a Cancún (México), informaron hoy fuentes oficiales.

El fisco brasileño, al que el paquete que contenía las joyas y un equipo importado de Estados Unidos fue remitido, informó hoy de que los propietarios de la encomienda tienen un plazo de 90 días para reclamar los objetos y explicar su procedencia.

"No descartamos que pueda ser un caso de fraude o contrabando, pero la información que hemos recogido hasta ahora indica que se trata de un error en el despacho de la mercancía desde Estados Unidos", aseguró el inspector jefe del fisco en el estado de Santa Catarina (sur), Gilberto Tragancin.

El fisco informó igualmente de que entró en contacto con el responsable por el envío del paquete, al parecer una empresa con sede en Nueva York, para que dé las explicaciones del caso.

Las piezas, 17 conjuntos de collares, brazaletes y aretes confeccionados en oro, plata y perlas, tienen la firma de Yurman, un diseñador de fama cuyas obras son disputadas por artistas y modelos internacionales como la estadounidense Angelina Jolie y la brasileña Gisele Bundchen.

El hallazgo de las joyas fue anunciado el lunes por la dirección de la Universidad Federal de Santa Catarina (UFSC), que convocó una rueda de prensa para rendirle un homenaje a la biomédica Bibiana Sgorla de Almeida, que encontró las joyas y avisó a las autoridades.

Las joyas llegaron a la sureña ciudad de Florianópolis, capital de Santa Catarina, el 26 de diciembre pasado, pero fueron descubiertas el 11 de abril, cuando la investigadora del Laboratorio de Estudios de Biología de la UFSC abrió una de seis cajas con un equipo importado desde Estados Unidos.

Las piezas al parecer fueron remitidas desde Nueva York, donde se encuentra la sede de la firma David Yurman Inc., y tendrían como destino Cancún, pero terminaron empaquetadas en una de las cajas del equipo biológico en una oficina de una transportadora en Miami (Estados Unidos).

El valor de las joyas es tres veces superior al del equipo biológico importado por la UFSC.

EFE