9 de agosto de 2013 / 01:16 p.m.

La ministra española de Fomento, Ana Pastor, anunció hoy aquí que tras el accidente de tren en Santiago de Compostela, Galicia, noroeste de España, se revisan los sistemas y cuadros de velocidades de toda la red ferroviaria y se tomarán decisiones para mejorar la seguridad.

Al comparecer ante el Congreso de los Diputados, explicó que desde el siguiente día del suceso se hace una auditoría interna a toda la red e infraestructura, para completar las indagaciones que se realizan sobre el accidente que dejó 79 personas fallecidas y más de 130 heridas.

""Se hace una revisión de los protocolos y los sistemas y de cuadros de velocidades, de toda la red, insisto, se analiza toda la red, y conforme al análisis se van a ir tomando decisiones que mejoran la seguridad"", manifestó.

Indicó que en el tramo donde ocurrió el accidente, la curva A Grandeira, a unos tres kilómetros de Santiago de Compostela, se ha reducido la velocidad a 30 kilómetros por hora (respecto de los 80 kilómetros por hora en que estaba fijado).

Asimismo, precisó que en la línea que cubre desde Ourense a Santiago de Compostela se han instalado nuevos sistemas de limitación de la velocidad con balizas protegidas añadidas que refuerzan a las fijadas anteriormente.

Al referirse a los sistemas de ayuda a la circulación, mencionó que el sistema ERTMS que determina la máxima velocidad a la que puede viajar el tren no se instaló en esa vía por un cambio de planes en 2011, que hizo que se pusieran las balizas del sistema ASFA.

Pastor abundó que el tren accidentado salió de la revisión de mantenimiento, a cargo de la compañía Renfe, en la mañana del pasado 24 de julio.

Además, destacó que los maquinistas son objeto de formación para su labor, así como de exámenes físicos con prueba psicológica para valorar la actitud cognitiva y psicomotora de la persona.

La ministra se pronunció a favor de aclarar todas las circunstancias que rodearon al accidente, y que por ello se apoyan las dos investigaciones iniciadas, la judicial del Juzgado Tercero de Instrucción de Santiago, y la de la Comisión de Accidentes Ferroviarios (integrada por técnicos especialistas).

""La responsabilidad del ejercicio de la política cobra sentido especial en situaciones como las de este accidente. Que se sepa la verdad de lo que ocurrió y evitar que vuelva a suceder y es responsabilidad con las victimas y no descansaré hasta que sea así"", sostuvo.

Apuntó que para la mejora del sistema ya se trabajan en propuestas, como las revisiones a la señalización de la red y el cuadro de velocidades, avanzar en sistemas de ingeniería de seguridad en circulación ERTMS.

Asimismo, revisar el acceso de profesionales maquinistas, diseñar una formación académica ad hoc, revisar protocolos de reconocimientos médicos y psicofísicos, analizar aspectos psicológicos de conducción, mejorar los sistemas de protección de vagones, de identificación de pasajeros y otros.

Añadió que todos los esfuerzos se encaminan a tratar de evitar, en lo posible, que se repitan accidentes como el del pasado 24 de julio.

Notimex