28 de marzo de 2013 / 03:32 p.m.

El bombardero B-2, con capacidad nuclear, de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, realizó su primer ejercicio de tiro en la península coreana, en medio de advertencias de Pyongyang de realizar un ataque nuclear contra ese país.

El Comando Estratégico de Estados Unidos envió dos bombarderos B-2 Spirit para "una misión de entrenamiento de larga duración y de ida y vuelta" desde la Base Whiteman de la Fuerza Aérea en Missouri a Corea del Sur.

De este modo Washington envía una fuerte señal de advertencia a Corea del Norte por su amenaza de llevar a cabo un ataque nuclear preventivo contra Washington y Seúl, según la agencia surcoreana de noticias Yonhap.

El ejercicio forma parte de la actual maniobra de entrenamiento, Foal Eagle, que comenzó el 1 de marzo y se extenderá hasta el 30 de abril, para poner a prueba la capacidad de combate de los aliados.

La misión de los bombarderos sigilosos B-2 consiste en soltar las municiones y luego regresar a su base en un solo vuelo continuo, que abarca más de seis mil 500 millas.

""Estados Unidos se mantiene firme en su compromiso de alianza para la defensa de Corea del Sur para disuadir la agresión y garantizar la paz y estabilidad en la región"", indicó el Comando de Fuerzas Combinadas (CFC).

""El bombardero B-2 es un elemento importante de la capacidad de disuasión extendida duradera y sólida de Estados Unidos en la región de Asia y el Pacífico"", agregó.

La prueba del avión de combate se produce un día después de que el secretario de Defensa de Estados Unidos, Chuck Hagel y su homólogo surcoreano, Kim Kwan-jin, analizaron ayer la escalada de las tensiones en la península coreana.

Las tensiones escalaron en la península coreana desde que Corea del Norte realizó su tercera prueba nuclear el 12 de febrero pasado como contramedida por los ejercicios militares conjuntos entre Washington y Seúl.

Pyongyang también amenazó con emprender ataques nucleares preventivos de autodefensa, y anuló de manera unilateral el armisticio de 1953 que puso final a la Guerra de Corea.

El gobierno de Seúl confirmó la mañana de este miércoles la notificación por parte de Corea del Norte del corte de la línea directa de comunicación militar entre los dos países vecinos.

Notimex