NOTIMEX
20 de septiembre de 2016 / 11:41 a.m.

MÉXICO.- La película 7:19, de Jorge Michel Grau, basada en hechos reales ocurridos el 19 de septiembre de 1985, que protagonizan Héctor Bonilla y Demian Bichir, llegará a las salas cinematográficas de 11 ciudades del país con 200 copias, el próximo 23 de septiembre.

En conferencia de prensa en el Centro Cultural Universitario Tlatelolco, uno de los productores de la cinta, Daniel Birman, señaló que la filmación de 7:19 fue complicada debido a que se hizo un trabajo muy contenido debido a la posición física de los actores.

El director del largometraje subrayó que el reto del filme era contar la historia desde las entrañas, y para lograrlo fue necesario narrar el argumento entre los escombros.

"Afortunadamente encontramos la manera de meternos a la tragedia y entrar a los escombros", esto se logró gracias al guión a cargo de Alberto Chimal y el ejercicio fue justamente narrar la historia desde los escombros, desde la vivencia misma del suceso.

Michel Grau relató que luego de muchas sesiones y muchas horas de lecturas, los actores ayudaron a encontrar matices y complejidad a los personajes, fue así que se logró el argumento de 7:19.

Bichir mencionó que aceptó trabajar en la cinta por el riesgo que significó plantear a dos personajes completamente estáticos.

"Contar la historia de esa manera no sólo me parecía riesgosa, sino profundamente excitante, ante la posibilidad del vértigo de lanzarse al vacío sin garantía alguna", expresó.

"Estoy orgulloso del trabajo que se logró porque uno ve esta precisión de cine sólo en otras latitudes; es muy difícil tener tanta precisión del nivel que alcanzó la producción comandada por Daniel Birman, todos los departamentos estuvieron siempre concentrados a su mejor nivel y eso facilitó el trabajo de los actores", agregó.

En tanto, Bonilla expresó que es muy 'quisquilloso' para aceptar un trabajo, sin embargo accedió a actuar en 7:19 primero, por trabajar al lado de Demian Bichir, y también porque describe la historia de dos seres humanos aplastados en los que no hay diferencia de clases sociales.

Añadió que esta cinta invita al público a contagiarse de la claustrofobia y ensimismamiento de esa abrumadora sensación.

La cinta que se filmó durante cuatro semanas en los Estudios Churubusco, hace referencia al sismo ocurrido el 19 de septiembre de 1985, y narra la historia de dos hombres que se encontraban en la recepción del edificio en el que trabajaban justo cuando se registró el movimiento telúrico.

Ambos quedan sepultados por metal y lozas de concreto de una construcción de siete pisos, y para sobrevivir sólo les queda aceptar las diferencias mutuas.

La producción de la cinta comentó que, aunque no se ha oficializado la noticia, se sabe que participará en el Festival Internacional de Cine de Roma.