MULTIMEDIOS DIGITAL
7 de abril de 2016 / 10:55 a.m.

México.- Lo que comenzó como una obra de teatro terminó siendo una tragedia, y es que tal parece que no se tomaron las medidas de seguridad correspondientes.

Un grupo de estudiantes de Nueva Zelanda se encontraba interpretando la obra “Sweeney Todd: el barbero diabólico”, pero los instrumentos utilizados resultaron ser muy peligrosos.

La trama data de un barbero que degolla a sus clientes con una navaja de rasurar; la utilizada en la obra estudiantil no era exactamente de utilería, pues contaba con gran filo.

Cuando llegó el momento de una de las ‘diabólicas escenas’ el corte que se hizo en dos de los estudiantes no era ficción.

Algunos de los presentes aseguran que no fueron avisados, por lo que desconocían que la sangre que brotaba de los jóvenes no era únicamente falsa.

"No se hicieron anuncios a la audiencia sobre que la sangre del corte de garganta no era totalmente falsa [...] El espectáculo continuó, no sabíamos nada de la verdadera sangre derramada hasta más tarde.”, dijo un espectador.

"Es muy triste lo que ha sucedido. Es un gran espectáculo y no me gustaría ver que algo malo eclipse la calidad del espectáculo”, agregó.

Ambos estudiantes, de 16 años, fueron enviados a un hospital, uno de ellos con heridas moderadas y otro con efectos graves, sin embargo la escuela ha informado que ya se encuentran estables.

El director del plantel, Steve Cole, aclaró que se está investigando el cómo pudo suceder algo así,  y explicó que la obra fue ensayada en diversas ocasiones con la misma navaja.

Por su parte, padres de familia se han mostrado indignados ante el incidente e inclusive, debido a que había niños en la función, la escuela ha ofrecido atención psicológica a todos los estudiantes para evitar algún daño.