EFE
25 de agosto de 2013 / 02:57 a.m.

 

Caracas • El presidente venezolano, Nicolás Maduro, acusó hoy a Estados Unidos de buscar "una guerra general" en el mundo árabe e islámico para luego, o de modo "paralelo", hacer lo propio en Latinoamérica, y de paso paliar su crisis a punta de vender armas.

"Hago un llamamiento al pueblo sirio (...), al pueblo libanés que está siendo objeto de ataques terroristas, al pueblo árabe: EU está decidido a llevar una guerra general contra el mundo árabe, contra el mundo islámico para controlarlos y, además, para salir de la crisis producir más armas, porque EU sale de las crisis produciendo armas", sostuvo en una alocución nocturna televisada.

Maduro tildó de "equivocados" a quienes creen que una guerra especialmente en el mundo árabe "no va a afectar a América Latina". Los estadunidenses, remarcó al respecto, "van por el mundo árabe para después venir por nosotros, o va a ser paralelo el intento de imponer una guerra en el mundo árabe e imponernos una guerra aquí", en Latinoamérica.

El gobernante venezolano reveló que recientemente le alertó de ello a su colega colombiano, Juan Manuel Santos, porque en uno y otro país, manifestó, "hay quienes sueñan con una guerra entre Colombia y Venezuela". "Desde el Pentágono lo han planificado hace años", pero venezolanos y colombianos "no le vamos a dar el gusto", porque entre ambos países fronterizos "lo que va a haber es paz, cooperación, hermandad, unión", subrayó.

Maduro añadió que Estados Unidos invadió Irak y participó en el ataque militar a Libia basándose "en mentiras" y sostuvo que lo mismo está sucediendo ahora con Siria, nación "a las puertas de la guerra" una vez que su gobierno está siendo señalado, "sin una prueba", subrayó, de usar armas químicas.

"Estamos a punto del inicio de una guerra abierta contra Siria y Siria no se va a quedar de brazos cruzados y nosotros no vamos a abandonar al pueblo sirio", manifestó Maduro.

El presidente venezolano llamó "al pueblo árabe a levantarse en su conciencia y evitar una guerra" y advirtió que en el caso de su país civiles y militares están preparados "para garantizar la soberanía y el carácter sagrado de esta tierra".

También aludió a la crisis en Egipto y valoró que "el imperialismo" estadunidense ya "logró anular a una gran nación" en su ofensiva "para recuperar el control del mundo, porque perdieron el control del mundo".

En la actualidad, Estados Unidos "está aplicando en Egipto, y me perdonan la expresión, una de la tesis del imperio: la guerra de perros, que es poner a una parte del pueblo contra otra; pueblo contra pueblo matándose y será difícil que Egipto se recupere" de ello, agregó.

"El día que el pueblo árabe y el pueblo islámico se pongan de pie y de verdad sean poder, ese día nos encontraremos América Latina, el pueblo islámico y el mundo árabe, y haremos otro mundo, haremos la revolución mundial", remató el gobernante venezolano.