6 de junio de 2013 / 07:57 p.m.

El secretario de Justicia de EU, Eric Holder, dijo hoy que su Departamento nunca procesará a periodistas por hacer su trabajo y evitó hacer comentarios sobre la revelación de que el gobierno accedió a los registros telefónicos de millones de clientes de la operadora Verizon, en una audiencia ante el Senado.

Holder, que compareció ante el comité de Gastos del Senado para defender la propuesta de presupuesto para su Departamento, tuvo que enfrentar preguntas sobre dos controversias: la de las escuchas telefónicas a la agencia Associated Press (AP) y la revelada hoy por el diario "The Guardian" sobre los registros a Verizon.

Preguntado por ese caso, por el que la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) puede acceder desde abril y hasta julio a los registros telefónicos de clientes de Verizon a diario, Holder dijo que no se sentía "cómodo" para hablar de ese asunto en una audiencia de carácter público.

""Los miembros del Congreso han obtenido toda la información a medida que estos temas se han desarrollado"", zanjó Holder.

La presidenta del comité, la senadora demócrata Barbara Mikulski, solicitó entonces que Holder comparezca en una audiencia clasificada, dado que ""las informaciones que hemos obtenido no significan que sepamos todo lo que está pasando"".

El senador republicano Mark Kirk se mostró preocupado por la posibilidad de que la NSA haya investigado llamadas de miembros del Congreso o del Tribunal Supremo con fines políticos, a lo que Holder replicó que ""no hay intención de hacer nada de esa naturaleza"".

Además, el titular de Justicia volvió a referirse a la denuncia de AP de que los investigadores federales registraron en 2012 las llamadas de al menos 20 de sus líneas telefónicas en tres de sus oficinas, supuestamente para hallar a la fuente de una filtración no autorizada.

Holder aseguró que el Departamento está revisando la forma en que investiga asuntos relacionados con la prensa, y que el Gobierno de Barack Obama "nunca" procesará a periodistas por hacer su trabajo.

""El objetivo del Departamento al investigar los casos de filtraciones es identificar y procesar a los funcionarios del gobierno que ponen en riesgo secretos del gobierno"", afirmó.

El caso de AP, al que se sumó otra investigación a un periodista de Fox News, ha provocado que varios legisladores republicanos pidan la dimisión de Holder, algo que no tiene intención de hacer, según indicó él mismo el miércoles a la cadena NBC.

Preguntado hoy al respecto en la audiencia, el titular de Justicia dejó abierta la posibilidad de renunciar, aunque aseguró que la causa sería "la fatiga" y no su supuesta incapacidad de dirigir el Departamento.

""El factor decisivo sería la fatiga, porque llegas a un punto en el que simplemente te cansas"", dijo Holder. ""Pero más allá de eso, hay ciertos objetivos que planteé para mí y para este departamento en 2009".

""Cuando llegue al punto en el que los haya cumplido todos, me sentaré con el presidente y hablaré con él de una transición a un nuevo fiscal general"", agregó.

El funcionario subrayó que ""a pesar de todas las controversias recientes"", el Departamento funciona bien bajo su mandato.

""El Departamento está totalmente comprometido en el trabajo de proteger a los estadounidenses, y yo estoy totalmente comprometido en ese sentido"", zanjó.

EFE