12 de agosto de 2013 / 05:17 p.m.

 El gobierno alemán negociará con EU un acuerdo que garantizará que los servicios secretos de un país no incurren en espionaje del otro, informó el ministro de la Cancillería, Ronald Pofalla, tras comparecer ante la comisión de control del Parlamento federal (Bundestag).

Según Pofalla, los primeros contactos en esta dirección ya han tenido lugar, a nivel de expertos, entre el servicio de inteligencia alemán BND -o espionaje exterior- y la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de Estados Unidos.

El ministro de la Cancillería, responsable de la coordinación de los servicios secretos alemanes y de la cooperación de éstos con sus equivalentes extranjeros, afirmó que no hay el menor indicio de que se hayan producido "acciones de espionaje masivo" por parte del NSA en Alemania.

Asimismo, dijo que por parte de Estados Unidos y del Reino Unido se han dado garantías "por escrito" a Alemania de que las operaciones del espionaje de ambos países se han ceñido en todo momento "a las leyes alemanas".

Pofalla compareció hoy ante la comisión de control parlamentario, cuyas sesiones son siempre a puerta cerrada y bajo compromiso de confidencialidad, en medio de las acusaciones de la oposición de connivencia entre el BND y el NSA.

El titular de Cancillería insistió, a este respecto, en que el memorando vigente para la cooperación entre el espionaje de ambos países fue suscrito bajo el gobierno socialdemócrata-verde de Gerhard Schröder.

""Entiéndanme bien: yo mismo hubiera suscrito ese memorando, correcto desde todo punto de vista y adecuado a las prácticas de los servicios secretos entre países aliados"", dijo Pofalla, en relación a lo pactado, en 2002, por el entonces titular de la Cancillería, el socialdemócrata Frank-Walter Steinmeier.

La sesión de la citada comisión, tercera a la que comparece Pofalla desde que estalló el escándalo del presunto espionaje masivo de EU, tuvo lugar a instancias de la oposición socialdemócrata, verde y de la Izquierda.

La presidencia del estamento parlamentario corresponde al socialdemócrata Thomas Oppermann, para quien existen sospechas fundamentadas de que EU realiza actividades de espionaje masivo en Alemania.

Oppermann ha instado repetidamente a Pofalla a esclarecer en qué medida se recabaron datos de ciudadanos alemanes y si ha habido transferencia masiva, y en ese caso en qué grado, de números de teléfonos móviles entre los servicios secretos de ambos países.

EFE