6 de septiembre de 2013 / 02:06 p.m.

 Londres  • Las agencias de inteligencia británicas y estadunidenses han descifrado con éxito gran parte de los códigos de encriptación que utilizan cientos de millones de usuarios en sus cuentas de internet para proteger su privacidad.

Según documentos revelados por el ex analista de inteligencia Edward Snowden, la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) de Estados Unidos y su contraparte de Reino Unido, GCHQ, pueden tener acceso a los datos personales, transacciones en línea y correos electrónicos que deseen.

 

Los archivos secretos indicaron que ambas agencias han comprometido ampliamente las garantías que las empresas de internet han dado a los consumidores para asegurarles que sus comunicaciones, banca en línea y los registros médicos serían indescifrables.

 

Como parte de un programa altamente clasificado de 250 millones de dólares, la NSA ha desarrollado una amplia estrategia para tener acceso a las cuentas de los usuarios que realicen actividades sospechosas.

 

Los archivos secretos de Snowden, tanto los relacionados con la NSA y GCHQ (Government Communications Headquarters) fueron obtenidos por The Guardian, y los detalles están siendo publicados este viernes en asociación con The New York Times y ProPublica.

 

Las agencias adquirieron una gran variedad de métodos para sistemáticamente atacar lo que ven como la mayor amenaza para acceder a toda la información que circula por la red: "el uso masivo de encriptación en todo Internet".

 

Estos métodos usados por la NSA y el GCHQ consistirían en usar supercomputadores para romper las contraseñas con fuerza bruta, controlar la adopción de estándares de encriptación, y una colaboración en conjunto con empresas de tecnología y proveedores de Internet.

 

Según los documentos, un proyecto de 10 años de la NSA contra las tecnologías de encriptación logró en 2010 un gran avance que permitía explotar "vastas cantidades" de información recolectadas en Internet.

 

Por su parte, la GCHQ ha estado desarrollando métodos para romper el tráfico encriptado de 'los cuatro grandes' proveedores de servicios: Hotmail, Google, Yahoo y Facebook.

 — NOTIMEX