NOTIMEX
23 de enero de 2017 / 10:46 a.m.

ESPECIAL.- La actriz y cantante Mariana Garza informó que aunque se encuentra en perfectas condiciones de salud ya elaboró su testamento, con el propósito de no dejar problemas a su familia.

“Lo hice porque toda mi vida he sido autosuficiente, no sé depender de las personas. A través de los años he aprendido a hacer equipo y a delegar, pero en mi naturaleza no está depender de alguien”, expresó.

A los 46 años, la ex Timbiriche añadió que recién puso en orden la repartición de sus bienes materiales para evitar que a su muerte existan dificultades entre sus seres queridos.

“Ya empiezo a entrar a una edad en la que, aparentemente, es mucho más cercano el momento y no quiero dejar problemas. “Quiero que mi familia se lo pase bien y llore lo que tenga que llorar, pero que el sentimiento sea bueno y no genere enojos, desunión y sorpresas raras a causa de no tener las cosas organizadas”, externó.

Mariana Garza actúa en la obra “Instrucciones para una muerte feliz”, en la que una mujer (Susana Alexander) prepara los detalles de su funeral y la repartición de sus bienes materiales al saber que padece cáncer terminal.

Al respecto, la actriz reflexionó acerca de cuando una mascota tiene una enfermedad incurable y se le aplica una inyección letal para evitarle sufrimiento, y consideró que lo mismo se debería hacer con los seres humanos.

“Se trata de ayudar al bien morir, a morir con dignidad, porque así es la vida. Sé que es un tema delicado, que hay muchos puntos de vista, como el de la religión, pero creo que se vale que exista una organización. Están los medios, las leyes, el testamento y hay que usarlos para beneficio de la sociedad”.

La intérprete consideró que si el organismo de una persona no está funcionando en su totalidad y su alma sigue en él, “hay que ayudar, no lo mal vean ni lo juzguen, es un asunto personal”.

En su caso, aseguró que acudiría a la eutanasia en caso de padecer un mal incurable que afecte su calidad de vida.

“La muerte es una etapa natural que va a llegar. No me gustaría que fuera dolorosa, pero en este momento no le tengo temor aunque sé que la debo tener presente. Sé que hay que cuidarse, que debemos tener mecanismos para estar saludables y ayudar a que no lleguen cosas dolorosas, pero al final, todos vamos a morir”, expresó.