AGECIAS
7 de julio de 2013 / 05:00 p.m.

La Paz-Caracas • El presidente de Bolivia, Evo Morales, ofreció ayer asilo político al ex analista de la NSA Edward Snowden, en respuesta a la afrenta sufrida esta semana, cuando varios países europeos le negaron a su avión el sobrevuelo y aterrizaje precisamente por temor a que viajara a bordo el estadunidense.

"Como justa protesta quiero decirles a los europeos y a los norteamericanos: ahora más bien vamos a dar asilo si nos pide ese norteamericano perseguido por sus compatriotas. No tenemos ningún miedo", aseguró el mandatario boliviano.

El gobernante hizo este anuncio en un acto con habitantes indígenas de la región andina de Oruro (sudoeste), al que le acompañó el presidente del Banco Mundial (BM), el surcoreano Jim Yong Kim, que cumple su primera visita oficial a Bolivia.

La decisión de Francia, Italia y Portugal de cerrar el paso el pasado martes al avión de Morales, que regresaba de una cumbre en Moscú, desató una grave crisis entre Europa y América Latina, cuyos gobiernos cerraron filas de inmediato con Morales y condenaron con dureza lo sucedido. Morales y su comitiva aterrizaron de emergencia en Viena, durante su estancia de trece horas en la capital austriaca, el presidente boliviano denunció que el embajador de España en Austria le pidió acceder al avión, lo que Morales definió como un intento de controlar la aeronave oficial.

En este sentido, el presidente de Austria, Heinz Fischer, aseguró ayer que no se produjo ningún tipo de control o inspección al avión del mandatario boliviano, para comprobar si Snowden se encontraba en él.

En una entrevista que publicó el diario austríaco Kurier, Fischer explica que, según su información, confirmada por Morales, el avión pidió permiso para aterrizar de urgencia en Viena esgrimiendo problemas técnicos.

Ante esa situación, un empleado del aeropuerto vienés acudió al avión para consultar con el piloto la naturaleza de ese problema y pudo comprobar que el aparato estaba vacío.

"No miró bajo los asientos. No hubo una revisión formal, pero no había más personas a bordo", relata el presidente austríaco.

Evo Morales lamentó que le hayan acusado falsamente de llevar en su avión a Snowden, quien, según consideró, “ha descubierto y ha informado cómo nos controlaba ilegalmente el gobierno de EU".

"Como justa protesta, si (Snowden) nos pide legalmente vamos a dar asilo para saber qué nos controlaba el gobierno de los Estados Unidos".

En tanto, Venezuela aguardaba ayer después de que el presidente Nicolás Maduro anunciara la noche del viernes su disposición a dar asilo humanitario a Snowden.

A la espera de que Snowden se pronuncie sobre su ofrecimiento, el mandatario venezolano confirmó ayer su oferta.

Asimismo, el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) se reunirá el martes en una sesión extraordinaria para considerar el incidente ocurrido en Europa con el avión del presidente boliviano.

Snowden, el ex contratista de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) estadunidense, acusado por Washington de revelar un programa secreto de espionaje masivo a las redes sociales, permanece en la zona de tránsito del aeropuerto Sheremetievo de Moscú desde hace dos semanas a la espera de lograr asilo político en alguno de los 27 países a los que se lo ha solicitado, según difundió el portal WikiLeaks esta semana.