MULTIMEDIOS DIGITAL
25 de mayo de 2016 / 01:13 p.m.

México.- El ex guardaespaldas de Kanye West, Steve Stanulisi, quien fue despedido tras intentar hablar con Kim Kardashian, hizo algunas revelaciones sobre la actitud el rapero.

Durante una entrevista, Steve decidió dar detalles sobre cómo es trabajar para West, y ninguna de éstas fue grata.

“Jamás trabajé con alguien como él [...] es diez veces peor de lo que imaginas”, expresa.

Entre sus anécdotas durante las dos semanas que sirvió a Kanye, Steve nunca olvida su primer día, en donde comenzó a darse cuenta de la actitud del músico.

“En mi primer día fuimos a su estudio musical. Cuando llegamos al ascensor Kanye se quedó con sus brazos cruzados y me dijo ‘¿no apretarás el botón?’”, narra el guardaespaldas, quien en ese momento no conocía cuál era el piso en donde se ubicaba el estudio, lo que hizo enfurecer a Kanye.

“Estoy impactado por la gran cantidad de raros comportamientos que vi en tan sólo dos semanas. Es su mundo y todo gira alrededor de él. No sé cómo Kim sigue casada con él [...] Una vez se molestó porque aparecí en una toma cuando los paparazzi le estaban sacando fotos", expresa Steve.

Por otra parte narró lo que vivió uno de sus ex compañeros, quien al ser nuevo no sabía que ellos debían vestir completamente de negro, y llevó unos zapatos rojos lo que molestó al rapero; pero además hizo otra cosa que lo llevó a su despido.

“El tió le tocó el hombro a Kanye mientras lo guiaba a través de los paparazzi a su automóvil. A pesar de que solo estaba haciendo su trabajo, Kanye se dio la vuelta y le dijo que no lo volviera a tocar [...] A las dos horas recibí un llamado en el que se me informaba que ese guardaespaldas había sido despedido”.

Así como a ese hombre, Steve dejó de trabajar para West por el simple hecho de intentar hablar con su esposa, Kim Kardashian.

“La conocí en su estudio de diseño. Me presenté y le mencioné que trabajaría para su familia, para que me conociera. Ella fue bastante atenta. Luego de unos momentos, uno de los asistentes de Kanye me dijo que no hablara con ella, ni tampoco que me mantuviera muy cercano. La orden sólo podía venir de él”

Sin embargo, tal parece que Steve pasó por alto aquella importante advertencia durante la gala MET.

“Me encontré con Kim en el pasillo pero antes de tener la oportunidad de decir cualquier cosa, apareció Kanye. Ahí le dije ‘¿cómo está, señor West’, pero él me ignoró, caminó a su habitación y cerró abruptamente la puerta”, cuenta Steve, y posteriormente fue notificado de su despido.