7 de marzo de 2013 / 01:54 p.m.

 El Gobierno de Filipinas exigió hoy la "inmediata liberación" de los 21 observadores de la ONU de esa nacionalidad retenidos ayer por los rebeldes en una zona del sur de Siria cercana a los Altos del Golán, ocupados por Israel desde 1967.

El ministro filipino de Relaciones Exteriores, Albert del Rosario, aseguró que los observadores retenidos están siendo tratados bien y que las negociaciones de liberación están en curso.

""Nuestra principal preocupación en este momento es garantizar la seguridad y el bienestar de nuestras fuerzas de paz"", indicó Del Rosario en declaraciones a los periodistas.

El ministro denunció que se trata de una "detención ilegal" que supone una flagrante violación del derecho internacional, pues los rehenes operaban en la zona bajo la bandera de Naciones Unidas.

Los observadores filipinos son miembros de la misión internacional que supervisa el cumplimiento del alto el fuego entre Israel y Siria en los Altos del Golán.

En declaraciones a EFE, el presidente del Observatorio Sirio de Derechos Humanos, Rami Abdul Rahman, indicó que una brigada de insurgentes retuvo a los observadores y condicionó su liberación a que las fuerzas del régimen sirio se retiren de los alrededores de la aldea de Yumla, en la provincia meridional de Deraa.

En un vídeo colgado en internet, un portavoz de los insurgentes, que aparece delante de dos vehículos de la misión de la ONU, dio 24 horas de plazo para que se cumplan sus peticiones y, de lo contrario, amenazó con pasar a tratar a los observadores como prisioneros.

Según el Observatorio, Yumla fue tomada por los rebeldes el pasado domingo después de intensos choques contra las fuerzas leales al presidente sirio, Bachar al Asad, que causaron la muerte de al menos once insurgentes y 19 efectivos del régimen.

El Consejo de Seguridad de la ONU y el Secretario de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, también condenaron hoy la retención e hicieron un llamamiento a todas las partes para que cooperen con la misión de la ONU en los Altos de Golán (UNDOF) para que pueda seguir haciendo su trabajo y garantizar la seguridad de su personal.

EFE