28 de marzo de 2013 / 06:13 p.m.

La coalición de Alcaldes contra las Armas Ilegales lanzó hoy una Jornada de más de 120 eventos en varias ciudades estadunidenses para “demandar acción” al Congreso para que impulse medidas que terminen con la violencia de las armas.

La coalición también divulgó el primer anuncio de familiares de las víctimas de la masacre en la escuela elemental Sandy Hook, en la localidad Newtown, Connecticut, en diciembre pasado en el que murieron 20 niños.

En el anuncio, los familiares piden a los líderes políticos que aprueben, entre otras medidas, revisiones obligatorias a los compradores de armas para evitar que caigan en manos de personas con antecedentes penales o enfermedades mentales.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, tiene previsto este jueves una reunión con los sobrevivientes de la violencia de las armas, miembros de las fuerzas del orden y madres de familia para urgir al Congreso que reforme las leyes sobre las armas.

"“No podemos esperar que ocurra otra tragedia, ya es tiempo que los funcionarios electos escuchen a sus electores"”, puntualizó en un comunicado el copresidente de la coalición, el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg.

La coalición anunció recientemente la contratación de docenas de organizadores y la apertura de oficinas en diez estados.

Bloomberg informó el pasado fin de semana el lanzamiento de una nueva campaña de publicidad valorada en 12 millones de dólares para presionar a las legislaturas estatales a respaldar los esfuerzos de control de armas.

El Senado en Washington, dominado por demócratas, está impulsando la ampliación de las medidas de verificación de antecedentes de todos aquellos que deseen adquirir armas de fuego.

Sin embargo, los senadores demócratas han reconocido que existe una falta de apoyo para restablecer la prohibición de armas de asalto derogada por la administración del presidente George W. Bush.

La Asociación Nacional del Rifle (NRA), que defiende la posesión de armas de fuego con base a la Segunda Enmienda de la Constitución, criticó el lanzamiento de la campaña.

“"Lo que Michael Bloomberg está tratando de hacer es ... intimidar a los senadores a no escuchar a los electores y en vez de ello que le den su confianza y lealtad a él y a su dinero”", dijo el portavoz de la NRA, Andrew Arulanandam.

Notimex