8 de julio de 2013 / 01:34 p.m.

 El gobierno brasileño pidió ayer explicaciones a Estados Unidos sobre las denuncias de espionaje indiscriminado a ciudadanos y empresas brasileñas realizadas en la última década por la Agencia Nacional de Seguridad (NSA), reveló ayer el portal del diario O Globo.

En su edición impresa de ayer, el rotativo reveló documentos recogidos por el ex colaborador de la NSA Edward Snowden, en los que Brasil figura como el país latinoamericano más espiado por el gobierno estadunidense.

""No hay números precisos, pero en enero pasado Brasil quedó un poco atrás de Estados Unidos, que tuvo 2 mil 300 millones de llamadas y mensajes espiados"", explicó el diario.

Según O Globo, los documentos señalan que la NSA recolectó los datos de Brasil y otros países a través de sistemas como Fairview y X-Keyscore.

De acuerdo con el matutino, el ministerio de Relaciones Exteriores brasileño pidió aclaraciones sobre la denuncia al embajador de Estados Unidos, Thomas Shannon, y también pedirá explicaciones directamente al gobierno estadunidense, a través de su embajada en Washington.

La reacción del gobierno brasileño, que según O Globo incluye además un pedido ante Naciones Unidas para que se perfeccione la seguridad cibernética internacional, fue coordinada ayer por la presidenta Dilma Rousseff, junto a varios de sus ministros, durante una reunión realizada en la capital brasileña.

El diario informó que en el encuentro participaron los ministros de Comunicaciones, Paulo Bernardo; del Gabinete Civil de la Presidencia, Gleisi Hoffmann; de Relaciones Institucionales, Ideli Salvatti; de Justicia, José Eduardo Cardozo; de Educación, Aloizio Mercadante, y de la Secretaría General de la Presidencia, Gilberto Carvalho.

En tanto, el líder del opositor Partido Socialismo y Libertad (PSOL) en la Cámara de Diputados, Ivan Valente, anunció que propondrá que se invite al embajador estadunidense para que presente explicaciones ante la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara baja.

El líder de dicha agrupación política de izquierda radical en el Senado Nacional, Randolfe Rodrigues, también convocará a Shannon para que ofrezca explicaciones.

""La soberanía nacional exige un reclamo drástico de la conducta inaceptable e invasora del gobierno estadunidense"", dijo Valente, quien además llamó a “las calles” a ""execrar y repudiar la actitud de ‘policía del mundo’ de Estados Unidos"".

Según lo revelado por el diario en un informe conjunto con el diario británico The Guardian, el servicio secreto estadunidense se infiltró en forma “sistemática” en la red de telecomunicaciones de Brasil e interceptó millones de correos electrónicos y llamadas telefónicas de ciudadanos y empresas brasileñas o que estuvieran de paso por el país sudamericano durante casi una década.

A pesar de las buenas relaciones de Brasilia con Washington, el país más grande de Sudamérica ha sido espiado por Estados Unidos, como también ocurrió con otras naciones amigas en Europa.

Agencias