NOITMEX
10 de octubre de 2016 / 02:35 p.m.

MADRID.- El cantante español Miguel Bosé afirmó hoy que su nuevo disco 'desenchufado' es una nueva experiencia musicalmente enriquecedora, que le permitió abordar sus canciones de otra forma en busca de un sonido más orgánico y presentarlas de otra manera.

El disco cuenta con 16 temas, entre ellos interpreta “Como un lobo” con Sasha Sokol; “No hay ni un corazón que valga la pena”, con Pablo Alborán; “Olvídame tú” con Marco Antonio Solís; “Bambú” con Fonseca; “Amiga” con Juanes, “Solo sí”, con Benny Ibarra.

Asimismo, “Nada particular” con Álex González y Sergio Ballín, de Maná, los que repiten junto a Natalia Lafourcade en “Gulliver”, y “La chula” con Ximena Sariñana.

“Cuando te juntas con ellos y tienes un repertorio como el de este disco, se hacen cosas para aprovechar y hacer cambios en las canciones, experimentar”, comentó.

“Mis producciones no son acústicas, sino informáticas, con todo lo que utilizo para lograr los sonidos de las canciones. Aquí hay una traslación a sonidos más orgánicos, más humanizados, se buscan de más calidad”, abundó.

Recordó que el límite lo deja claro la cadena estadunidense MTV al precisar que se trata de un concierto acústico, en que solo hay unas guitarras y teclados precisos, pero hasta el equipo utilizado es diferente a un concierto normal.

"Se quita el miedo a hacerlo y es una experiencia diferente, interesante, enriquecedora”, consideró. 

“El que esté acostumbrado a escuchar ‘Amante bandido' en todas las versiones que se han hecho, en esta encontrará que no tiene nada que ver”, explicó.

El cantante comentó que de este proyecto se empezó a hablar desde hace un año y medio, y se concretó con una selección de temas que dejaban fuera otros más, y con una lista de amigos para este trabajo.

“Yo no sé 'duetar' con gente que no conozco. Cuando hago esto prefiero que sea con gente con la que tengo trato, que me une una amistad, como con todos ellos. Son mi familia, y en el disco de ‘Papito' también era la misma situación”, aseveró.

Tras la grabación, Bosé iniciará los conciertos de este proyecto los días 15, 16 y 17 de febrero en el Auditorio Nacional de México, y posteriormente alternará entre ese país y Estados Unidos, para seguir en Europa, el Caribe, Centroamérica y Sudamérica en una gira de un año.

“Para algunos conciertos se podría contar con algunos de los invitados a cantar el disco, pero eso depende también de sus agendas, ya pasó igual en la gira de ‘Papito' en que de vez en cuando se puede tenerles”, indicó.

Bosé destacó que a pesar de los muchos compromisos con este proyecto, la nueva etapa en la que está le permite escribir y tiene ya un buen número de temas para lo que será un siguiente disco de canciones inéditas, que saldrá quizá para el año 2018.