25 de octubre de 2013 / 09:05 p.m.

A 40 kilómetros al noreste de Damasco, se reporto una explosión de un carro bomba, que deja al menos 20 personas muertas.

 

Beirut.- El Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) dio a conocer este viernes que al menos 20 personas murieron luego de la explosión de un carro bomba este viernes cerca de una mezquita de Suq Wadi Barada, localidad ubicada 40 kilómetros al noroeste de Damasco.

A través de un comunicado el OSDH informó que “una potente explosión, provocada por un coche bomba cerca de una mezquita en la ciudad de Suq Wadi Barada, causó al menos 20 muertos y decenas de heridos”.

Las agencias detallaron que "el carro estalló cuando los terroristas lo activaban cerca de la mezquita Osama Bin Zeid. Terroristas y civiles murieron. Dos cuerpos llegaron al hospital Muasat, entre ellos un niño de 7 años. Hubo también 30 heridos, la mayoría de gravedad".

La posición del gobierno de Siria para buscar una salida pacífica al conflicto contradice los planes de Washington y Londres, que han pedido la salida del presidente sirio, Bashar al Assad, del poder para que se pueda solucionar la crisis, además de los continuos ataques de los grupos armados que son financiados desde esos gobiernos y otros en la región como Qatar y Arabia Saudi.

Estados Unidos y otras naciones de Occidente, valiéndose de informes de la autodenominada Coalición Nacional para las Fuerzas de la Oposición y de la Revolución Siria (Cnfors), han asumido una postura de guerra inminente contra Siria.

El ministro de Relaciones Exteriores británico, William Hague, recibió en Londres a 10 cancilleres de países aliados con la misma postura respecto al conflicto sirio, entre ellos, el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, además de representantes de la Coalición Nacional Siria, alianza que dirige a la mayor parte de los grupos armados en Siria.

Siria ha sido escenario de un conflicto interno que estalló en marzo de 2011. Informes demuestran que un alto número de mercenarios extranjeros participa en la guerra contra el Gobierno sirio. Cifras oficiales de la ONU han confirmado que en el conflicto interno, que estalló en marzo de 2011, han perdido la vida más de 115 mil personas.

Agencias.