20 de noviembre de 2013 / 03:24 a.m.

Dallas.- La Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos autorizó a Texas extender la vigencia de una nueva ley que limita el aborto y que forzó al cierre de más de latercera parte de las clínicas de interrupción del embarazo en la entidad.

Los magistrados votaron cinco contra cuatro para dejar vigente la disposición de la ley que exige a los médicos que realizan abortos en clínicas contar con privilegios de admisión en un hospital cercano.

El gobernador de Texas, Rick Perry, celebró la decisión al indicar que "es una buena noticia, tanto para el feto y para las mujeres de Texas, que están ahora mejor protegidas de los proveedores de aborto de mala calidad que operan en condiciones peligrosas".

"Como siempre, Texas seguirá haciendo todo lo posible para proteger la cultura de la vida en nuestro estado", expresó el gobernador republicano en un comunicado.

A principios de este mes, Planned Parenthood, organización sin fines de lucro que presta servicios de salud reproductiva, pidió al máximo tribunal del país frenar esa y otras provisiones de la ley antiaborto de Texas, al argumentar que implica el cierre de clínicas de aborto.

La acción fue adoptada luego de que la Corte Federal de Apelaciones del Quinto Circuito autorizara a Texas el pasado 31 de octubre a aplicar la ley tras eliminar la decisión del juez federal, Lee Yeakel, que suspendió dos de las principales previsiones del estatuto.

Yeakel desechó la disposición de la ley que requiere que los médicos que vayan a practicar un aborto cuenten con privilegios de admisión en un hospital ubicado a no más de 50 kilómetros de su práctica, al sostener que esto constituía una carga excesiva para las mujeres.

Notimex